Herpes y hongos

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual. No se puede curar. Sin embargo, los medicamentos ayudarán a paliar el dolor y la molestia. Por otro lado, los hongos aparecen en mujeres en edad reproductiva.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6O56TJS5BFGKBNTWHDYGPNFXCQ.jpg

Una de las formas de prevención del herpes es a través del uso de preservativo.

La Dra. Teresa Ramos de Ferreira, ginecoobstetra, informa que el herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual causada por dos tipos de virus, el herpes simple del tipo 1 y herpes simple del tipo 2.

“Pueden aparecer llagas cerca del área donde el virus ingresó al cuerpo, luego se convierten en ampollas que pican, duelen y más tarde sanan. En ocasiones, las personas no saben que tienen herpes porque no presentan síntomas o estos son muy leves”, agrega.

Menciona la profesional que “la mayoría de la gente tiene brotes varias veces al año. Con el tiempo quizás los síntomas aparezcan con menor frecuencia y sean más leves. El virus permanece en el cuerpo de la persona para siempre”.

“Se transmite por relaciones sexuales orales, vaginales o anales de la persona que tenga la enfermedad. El líquido que se encuentra en la llaga del herpes contiene el virus, y el contacto con ese líquido puede causar la infección. Se puede contraer el herpes de una pareja sexual infectada que no tenga llagas visibles o que no sepa que está infectada, ya que el virus puede liberarse mediante la piel y propagar la infección a su pareja sexual o parejas sexuales”, resalta.

Ramos afirma que “una embarazada con herpes genital debe ir a sus citas de control médico prenatal y avisar al médico sobre su afección, pues algunas veces la infección por herpes genital puede provocar abortos espontáneos. También existe una mayor probabilidad de parto prematuro”.

Lamentablemente “se puede pasar la infección por herpes al bebé en gestación y puede causarle una infección potencialmente mortal (herpes en el neonato), por ello es importante evitar contraer el herpes durante el embarazo. Se puede administrar medicamentos para el herpes hacia el final del embarazo para reducir el riesgo de tener síntomas y de pasarle la enfermedad al feto. Si tiene lesiones en la vulva, vagina o cuello uterino en el momento del parto, se planteará el parto por cesárea”, enfatiza.

Infecciones por hongos

La Dra. María Graciela Caballero, ginecoobstetra, indica que la infección por hongos o candidiasis vaginal o vulvar no es una enfermedad sexualmente transmisible, sino una patología muy frecuente en el tracto genital inferior.

Por otro lado, los hongos aparecen en mujeres en edad reproductiva, desde la adolescencia hasta la menopausia.

Las causas son varias: “cambios hormonales como el embarazo, pre y posmestruación, en la adolescencia, ante el uso de anticonceptivos, etc. También es frecuente en personas que consumen antibióticos y en las que padecen enfermedades como diabetes por ejemplo”, agrega.

Añade la profesional que “la mujer sabrá que tiene esta infección porque lo primero que siente es ardor vaginal o vulvar, prurito o picazón, también puede tener dolores al orinar, señales que la llevará a la consulta médica”.

“La prevención es evitar el uso de ropas muy ajustadas, no tener mucho tiempo puestas las ropas íntimas húmedas y preferir las de algodón.

Caballero señala que si es la primera infección se trata con un antimicótico y de acuerdo a los síntomas, cremas y óvulos vaginales.

darzamendia@abc.com.py

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05