Venta de combustible decae por inestabilidad de moneda brasileña

Las estaciones de servicio de Ciudad del Este redujeron sus ventas considerablemente a consecuencia de la crisis en el Brasil. La inestabilidad del real es la principal causa.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6DMTPYVZFNE4BOCWXAFJV33SAA.jpg

CIUDAD DEL ESTE (De nuestra redacción regional). De acuerdo a los datos de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicios y Afines (Apesa), sede regional, un peculiar fenómeno se registró en abril, mayo y parte del mes de junio de este año cuando los brasileños comenzaron a comprar en grandes cantidades el hidrocarburo en el mercado local.

La situación se dio al principio por el paro de camioneros que dejó desabastecido al vecino país y continuó por la diferencia de precios.

“Meses anteriores los brasileños tenían una diferencia de G. 1.800 por cada litro de combustible y venían a abastecerse desde Santa Terezinha, San Miguel, Santa Helena y de Foz de Yguazú”, señaló Ronald Samaniego, miembro de Apesa en la zona.

PUBLICIDAD

El empresario mencionó que actualmente los brasileños de distritos alejados ya no vienen a comprar el hidrocarburo porque el real bajó considerablemente y casi no tienen ventajas al cambiar sus monedas en guaraní.

“Igual aún hay una ventaja de 0,60 centavos de real por cada litro para los brasileños, pero solo vienen unos pocos a cargar sus combustibles ocasionalmente”, expresó Samaniego.

Recordó que en los meses anteriores los brasileños venían en masa a llenar sus tanques y llevaban bidones repletos de combustible para sus reservas. Los productos que más consumen de las estaciones de servicio locales son la nafta común que cuesta G. 4.750, la full de 92 octanos a G. 5.913 y el alcohol carburante a G. 4.600.

Samaniego expresó que solo en una de sus estaciones de servicio que funciona en el Área 2 de la ciudad dejó de vender 70.000 litros al mes, a causa de la devaluación de la moneda brasileña.

“De igual manera aún no estamos muy mal. Ya que hay cerca de 15.000 brasileños que vienen a estudiar en la capital departamental y cargan sus combustibles por acá. Incluso escuchamos hablar de que otros 8.000 extranjeros vendrán a seguir sus carreras universitarias en la zona y eso nos beneficia en ese sentido”, señaló Samaniego.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD