Trabajar la creatividad con pocos recursos

“Ya no existen las excusas para crear algo y hacer volar la imaginación”. Con esta frase describe Jadiyi Yudis Yaluff, emprendedora y destacada diseñadora de accesorios, su pasión por la moda y el diseño.

Tocados de novia exclusivos son diseñados por Jadiyi.
Tocados de novia exclusivos son diseñados por Jadiyi. Facebook

Todo empezó cuando tenía 7 años y encontró una caja de collares rotos de su mamá. “No toques, te voy a regalar algún día”, le había dicho en aquel entonces, pero la curiosidad y determinación pudieron más para Jadiyi. “Ese algún día no llegó, entonces decidí adueñarme de esa caja y empecé a hacer collarcitos, ahí fue donde empecé a enamorarme del trabajo manual”, destacó.

Jadiyi Yudis Yaluff, joven emprendedora.

Fue así que, en medio de collares sueltos y elementos en desuso, empezó hace más de 15 años a crear accesorios para mujeres (vinchas, collares, aros y pulseras) y hoy en día es una reconocida diseñadora especializada en tocados de novias y complementos de alta costura.

PUBLICIDAD

Paso a paso

Después del episodio con la caja, durante su adolescencia, Jadiyi siguió jugando y creando, haciendo volar su imaginación a la par que crecían su pasión y las adversidades para seguir su sueño. “Cuando terminé el colegio falleció mi papá; yo quería ir a la facultad, pero no tenía los medios, entonces me puse a hacer collares, aros y de caradura empezaba a vender en diferentes entes, oficina por oficina”, afirmó.

Trabajo terminado de Jadiyi.
PUBLICIDAD

Lo que en su momento fue un pasatiempo para ayudarla a seguir con sus estudios, pronto daría paso a su primera marca: Reina Batata, donde empezó a ofrecer todo tipo de accesorios. “Siempre encontraba bolsas de telas frente a las fábricas y de eso iba creando muchísimas cosas. Fue así como nació mi primera marca de complementos, donde empecé a investigar más sobre lo que era vivir de un emprendimiento en Paraguay. Mientras, yo seguía soñando que sí podía hacer algo”, manifestó.

El gran salto

El seguir apostando a su sueño la llevó a su primera experiencia en Asunción Fashion Week, edición 2004, donde prácticamente llegó y se metió de lleno ofreciendo sus accesorios y servicios de costura.

“Yo no sabía en ese entonces ni enhebrar aguja, pero siempre decía que sí y me ponía a hacer, porque me di cuenta de que conseguir un trabajo que te permita crear es muy difícil en este país, y más si querés estudiar. Para mí, cada edición del Fashion Week en la que participé fue un momento de poder trabajar y mostrar mi arte”, subrayó.

Fue entonces que la joven creadora decidió que quería dedicarse de lleno a esta actividad y no volver a depender de un jefe; para ella había llegado el momento de ser una emprendedora de verdad; sin embargo, las adversidades seguirían ya que, unos años después de haber creado “Reina Batata”, descubrió que perdió la marca debido a una mala gestión por parte de la persona que se encargó del registro y una empresa internacional la registró como propia.

Fue entonces que nació su marca personal: Jadiyi Yudis Yaluff, y desde entonces no paró. “Nunca me imaginé que iba a tener la cantidad de trabajo que tengo hoy y que iba a ser tan valorado. El apoyo cuesta muchísimo, no fue fácil para mí y por eso es que también quiero ayudar a los demás, para que puedan soñar más fácil”, añadió.

Más apoyo

Con la premisa de que las cosas grandes empiezan por sueños pequeños, y al ver cómo le costó que se cumpla el suyo, Jadiyi ahora también se dedica a apoyar las iniciativas de los demás a través de cursos para apoyar a quienes quieren empezar a emprender.

Diseño de Jadiyi.

Es por eso que se unió a la iniciativa #165M del Fondo de Población de las Naciones Unidas, por los 2 millones de adolescentes y jóvenes paraguayos a quienes considera creativos e innovadores, pero que requieren de una mayor inversión para su desarrollo pleno.

“En Paraguay hay jóvenes que están esperando la ayuda de muchísima gente para que ese talento que está dormido pueda formarse. Yo fui parte de esos jóvenes que tienen ganas de salir adelante y no tienen los medios, yo pude, pero me encantaría que sea más fácil para los jóvenes salir adelante con sus sueños, que tengan ese empujoncito para lograrlo”, afirmó.

Rosario diseñado por la emprendedora.

En definitiva, Jadiyi es un ejemplo más de que todo sueño puede llegar a cumplirse con determinación, apoyo y la generación de oportunidades. “Si mi mamá en aquella época no me dejaba tocar esa cajita que tanto quería, hoy quizá no iba a ser tan feliz como soy ahora”, finalizó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD