Compromiso con la solidaridad transatlántica

Texto completo de la Segunda Declaración de la Cumbre Atlántica, firmada por el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush; el primer ministro del Reino Unido, Tony Blair; el presidente del Gobierno español, José María Aznar, y el primer ministro de Portugal, José Manuel Durao Barroso, durante la cumbre de Las Azores, el 16 de marzo de 2003.

"Nosotros, los líderes de cuatro democracias con una fuerte vocación transatlántica, nos reunimos en un momento de gran responsabilidad, en el que nos enfrentamos a decisiones muy dolorosas.

"Compartimos con otras naciones nuestro concepto de la seguridad internacional. Nuestras naciones y nuestros pueblos conocen los horrores de la guerra, tanto si nos ha sido impuesta, como cuando nos hemos visto obligados a combatir graves peligros y amenazas.

"En estos momentos difíciles, reafirmamos nuestro compromiso con nuestros valores más esenciales y con la Alianza Transatlántica que ha encarnado estos valores a lo largo de dos generaciones. Nuestra alianza se basa en un compromiso común con la democracia, la libertad y el imperio de la Ley.

"Estamos vinculados, asimismo, por el solemne compromiso de la defensa mutua. Por eso haremos frente común para vencer a las nuevas amenazas del Siglo XXI: el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva. Todas las naciones del mundo deberían unirse para enfrentar esos peligros. Y no permitiremos que diferencias momentáneas o coyunturales sean explotadas para impedirnos alcanzar soluciones efectivas.

"Nuestra propia seguridad está ligada a la paz y seguridad en todo el mundo. Estamos trabajando juntos para garantizar la seguridad en Afganistán y para expulsar a los terroristas que aún permanecen en dicho país.

"Nos reafirmamos en el proyecto de un Oriente Medio en paz, en el que dos Estados, Israel y Palestina, convivan en paz, seguridad y libertad. Saludamos con satisfacción el hecho de que la 'hoja de ruta' diseñada para realizar este proyecto pronto será entregada a palestinos e israelíes, una vez se haya producido la confirmación de un primer ministro palestino dotado de plenos poderes.

"Asimismo, consideraríamos muy positivo el nombramiento de un Primer Ministro palestino con autoridad suficiente para acabar con el terrorismo y consolidar las reformas necesarias. Esperamos que las partes trabajen juntas de forma constructiva. Hemos emitido hoy una declaración en la que explicamos el peligro que representa Saddam Hussein para el mundo y nuestro proyecto para un mejor futuro para el pueblo iraquí.

"Instamos a nuestros amigos y aliados a dejar de lado las diferencias y a trabajar juntos en favor de la paz, la libertad y la seguridad. La amistad y la solidaridad entre Europa y los Estados Unidos son sólidas y seguirán fortaleciéndose en los años venideros.
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.