Bajo el manto de Guadalupe

Ubicado en la esquina de Nuestra Señora de la Asunción y Milano, el Hogar de Niños Guadalupe se dedica a brindar a pequeños y jóvenes no solo cobija, sino también de cariño, educación, alimentación y recreación.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/P3KBSLIGKFC65IG6L6IGTJLPE4.jpg

Unos ojos llenos de curiosidad te reciben en el hogar, al compas de las pelotas que pican, algunos gritos y el sonido de diversos tipos de juguetes. Son cerca de 35 niños y niñas, por lo general de 3 a 17 años, quienes residen junto a Florentina Ramírez, directora del hogar, quien inició esto hace 30 años.

Aquello que en la década de los 80 arrancó como una guardería para padres trabajadores de clase media, se convirtió en un refugio para pequeños que por violencia doméstica, criadazgo, y otros tipos de maltratos, debieron ser separados de sus viviendas. El Hogar Guadalupe, nombrado así por la Virgen del mismo nombre, según relata Florentina, brinda a sus habitantes lo necesario para asistir a la escuela, alimentarse, vestirse, dormir, y el cariño familiar.

La Fundación subsiste prácticamente gracias a las donaciones, de los Hermanos Redentoristas, la comunidad y los voluntarios del grupo Peregrino, Granito de Arena y Grupo Mineiro.

Los niños van a las escuelas cercanas, además de recibir apoyo escolar en casa. En caso de urgencias acuden al centro de atención de Barrio Obrero.

Ramírez cuenta que al momento existen dos mayores de edad quienes vivieron bajo ese techo que trabajan en empresas de este último grupo citado, conformado por un grupo de amigos del fútbol y sus hijos. El Hogar realiza un seguimiento de estos jóvenes, ahora trabajadores, para seguir contribuyendo a su solidificación como ciudadanos.

Además de las donaciones, también se suelen realizar eventos a beneficio del hogar.

Actualmente, las más urgentes necesidades del albergue son una lavarropas industrial y un termocalefón. A esta lista se agregan los elementos diarios como comida no perecedera, leche, medicamentos básicos, ropa. Florentina contó que hace unos días recibieron a un bebé, por lo que también están buscando ropitas y pañales.

Los interesados en colaborar con el Hogar Guadalupe pueden comunicarse al (021) 451 – 290 o al (0981) 447 – 869.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05