La apatía de los “sin chapa”

Diez jornales es lo que deberán abonar los conductores para recuperar sus rodados a partir del 1 de enero, de no contar con chapas definitivas. A menos de un mes del inicio de los controles, reina la tranquilidad entre los 250.000 que siguen irregulares.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/5GCY6R5SSRCU5O6NZVWNWFJCEI.jpg

El 31 de diciembre finaliza la tregua dada por las autoridades antes de iniciar los controles por los cuales, además de sacar de circulación vehículos con chapa provisoria, sancionarán a sus conductores con 10 jornales, es decir, unos G. 750.000.

Una de las instituciones encargadas de los operativos será la Patrulla Caminera, que, según indicó su titular, Luis Christ Jacobs, ya se encuentra presta para iniciar los procedimientos, considerando que los conductores tuvieron varios meses para acudir a la planta verificadora del Registro del Automotor y así acceder a la chapa definitiva con trámites abreviados.

Pese a esto, apenas 15.000 vehículos fueron verificados desde que el Gobierno otorgó la tregua en setiembre pasado. De esta manera, se estima que aún hay 250.000 vehículos en situación irregular -entre camiones, autos y camionetas- que no han acudido a la verificación.

Christ Jacobs adelantó que tanto el equipamiento como los corralones ya están dispuestos por el MOPC para recibir a los conductores en falta desde 2015, cuando finalmente se inicien los controles de las chapas. Añadió que, por cómo se desarrollan los acontecimientos y a pesar de la apatía de los conductores para ir a verificar sus rodados, está prácticamente descartada una nueva prórroga. “La ley autoriza a controlar desde el 1 de enero”, resaltó.

Por su parte, Andrés Hermosilla, asesor jurídico del Registro del Automotor, reconoció que con la caída de las verificaciones en aproximadamente un 70% y pese a los diversos puestos de verificación disponibles en todo el país, “ya no llegamos a tiempo”. Indicó, sin embargo, que hace un par de semanas los controles repuntaron, pero no lo suficiente, por lo que instó a que los automovilistas sigan acudiendo a regularizar sus documentaciones

Los escasos conductores que concurren a verificar sus vehículos recomiendan a los que no lo hicieron aún que aprovechen y concurran lo antes posible, puesto que, aseguran, el tiempo máximo de demora es de unos 10 minutos.

Miles de automovilistas se volcaron desde agosto en largas filas frente al RUA para rever su situación irregular. Sin embargo, ante la posibilidad de alguna postergación de los controles, se percibió nuevamente la “pasibilidad” de hacerlo todo a “última hora”.

La Patrulla Caminera, la Policía Nacional y la Policía Municipal de Tránsito tenían el mandato de retirar de las calles todos los rodados con chapa provisoria vencida o que directamente ni siquiera cuenten con placa alguna, desde el lunes 8 de setiembre pasado, pero con la prórroga los controles quedaron postergados para el 1 de setiembre.