Los límites están en la mente

María Teresa es el vivo ejemplo de que las limitaciones sólo existen en la mente: ella testimonia cómo un deporte ancestral hizo que “se levantara" de su silla de ruedas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SIE6HNSSL5FBLPPDNFDPOPYT7A.jpg

María Teresa Galiano Ynsfrán, de 51 años, es licenciada en Lengua Inglesa, egresada de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Se desempeña como traductora pública matriculada para el Ministerio de Hacienda y para clientes particulares... y no sólo eso. Ella es una muestra más de que ni siquiera las dificultades motrices pueden impedir que una pasión se materialice.

En su caso, se trata del deporte. Ella practica y se destaca en la milenaria práctica de la arquería tradicional, la disciplina en la que se compite contra uno mismo, según dicen.

PUBLICIDAD

Tere nos cuenta cómo se inició su pasión hacia esta modalidad, que muy contrariamente a resultar una limitación para su condición, es un beneficio, según profesionales. “Un amigo que es médico averiguó que este deporte me favorecería y que podría practicarlo en mi condición. Me invitó el año pasado a practicar tiro con arco y a partir de ese momento me enamoré de él”, señala.

El tiro con arco y flecha es un deporte que no discrimina. Es para todos; niños y niñas hasta personas adultas. Es una disciplina que exige focalización mental y también resistencia física.

Tere nos cuenta que la arquería la ayuda a superarse, sin importar nada: “Lo que más me gusta de este deporte es que competís contra vos mismo, es decir, el mismo te exhorta a mejorar y a superarte cada día más. Cada práctica y cada competencia de tiro con arco es un desafío”, expresa.

Tras las arduas competencias del 2018 en las que salió victoriosa en todas en su categoría, Galiano nos dice que llegó a su primer certamen rankeable en recurvo paralímpico, indoor a 18 metros, el pasado 26 de enero en el Comité Olímpico. Fue, también, la ganadora en su categoría.

“Mis metas a corto, mediano y largo plazo son mejorar, competir y ganar. La más desafiante por supuesto es competir en las Olimpiadas Paralímpicas 2020 en Tokio, Japón. Para ello, cuento con la ayuda de mi coach Iván Yotov, de procedencia búlgara, mundialmente reconocido en arquería que me orienta y anima como buen mentor”, nos comenta.

Por último, Galiano manifiesta que quizás el mayor desafío que impone este todavía poco practicado deporte consiste justamente en promoverlo y difundirlo en nuestro país para que la gente se enganche. Y ella asegura que será una de las artífices para que eso sea una realidad.

La práctica ganó formalidad en Paraguay cuando Yotov llegó al país a través de la World Archery (Federación Mundial de Arquería).

El año pasado, el compatriota Alejandro Benítez, medallista en Guatemala, Chile y Estados Unidos, fue confirmado por la World Archery en la clasificación para los Juegos Olímpicos de la Juventud llevados a cabo en Buenos Aires en octubre de 2018.

Según Alejandro, practicar tiro con arco requiere, una preparación técnica, física y mental. La primera “incluye todos los movimientos con el arco, ver que el equipo esté bien, que funcione de acuerdo a tus capacidades físicas”. Lo segundo es el “avance muscular y fuerza”, mientras lo “mental, es que en la competencia no te asustes, ir directo, tratando de cumplir tu objetivo. Si tenés un día malo, aunque seas un arquero de muy buen nivel, podés perder fácilmente. Con una flecha que se dispare mal, se pierde todo”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD