El peligroso Síndrome de Cushing

Existe una enfermedad causada por el exceso de una hormona en el cuerpo, que presenta varios síntomas y si no se trata adecuadamente puede resultar grave y mortal. Estamos hablando del síndrome de Cushing.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/X3IIS2WTSNGTJIDIVOZR4R5CJ4.jpg

Para una mejor información sobre esta enfermedad recurrimos a la Dra. Rosa Vega, con posgrado en endocrinología y docente en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción.

“El síndrome de Cushing es un trastorno o una enfermedad en la cual existe un aumento de una hormona llamada cortisol y eso produce una serie de signos y síntomas”, explicó primeramente la endocrinóloga Dra. Rosa Vega.

“No es una enfermedad muy frecuente”, añadió.

Sin embargo, la especialista resaltó la importancia de buscar en los pacientes esta enfermedad a través de diferentes manifestaciones, como que la persona presenta obesidad por encima de la cintura y estrías violetas en partes del cuerpo.

Así también, con otros síntomas como la fragilidad de la piel y la cara "de luna llena". El Cushing, igualmente, puede derivar en otras enfermedades.

Por lo general, el síndrome de Cushing aparece entre la tercera y cuarta década de vida en las personas, pero también puede surgir en la adolescencia. Se puede dar tanto en hombres como en mujeres.

Entre los síntomas más característicos de esta enfermedad están la obesidad que puede presentar una persona por arriba de la cintura, es decir, en la zona del abdomen o tronco. En proporción, las extremidades, tanto brazos como piernas, se vuelven más finas.

La piel, otra característica, “es fina, es transparente y puede presentar también equimosis, a lo que llamamos moretones, y hay fragilidad capilar”, expuso la doctora.

Existe una peculiaridad en esta enfermedad: la aparición de estrías rojovinosas o violetas en la parte del abdomen; de igual forma, estas pueden aparecer en brazos y muslos.

Además, quien la padece presenta una característica conocida como “cara de luna llena”. Asimismo, este síndrome provoca en la mujer irregularidad menstrual y en el hombre la disminución de la libido, además de disfunción eréctil.

“Si hay una producción de cortisol prolongada y no se trata, eso puede producir diabetes secundaria o un cuadro de prediabetes. Puede producir hipertensión arterial, sobre todo puede afectar la parte muscular-esquelética”, advirtió la especialista.

A nivel de los huesos, también explicó la doctora Vega, existe una derivación del síndrome consistente en la descalcificación. Esta es conocida como “osteoporosis”, que presenta fragilidad en los huesos facilitando la fractura de los mismos.

Hipertrofia de células

El principal factor que propicia la aparición de la enfermedad de Cushing es la producción desmedida de corticoides. En el organismo se produce cierta cantidad de esta hormona.

Entonces, cuando las células se hipertrofian, es decir, aumentan de tamaño, producen en exceso la hormona llamada corticoide.

Tumoración

Otra razón para la producción en exceso de los corticoides puede deberse “a una tumoración, ya sea a nivel de la hipófisis (en el cráneo), que es la que produce ACTH y que estimula la producción de corticoides a nivel de la corteza suprarrenal, que son dos órganos que están por arriba de los riñones”, explicó la endocrinóloga.

La ubicación del tumor puede variar. Si el mismo se encuentra en la hipófisis, ahí se llama síndrome de Cushing. Pero éste también puede ubicarse en las glándulas suprarrenales, donde se producen los corticoides. Estos dos lugares son los más comunes y frecuentes.

Ahora bien, también existen otros lugares en los que el tumor puede estar ubicado, tal como el intestino, el páncreas, en los pulmones e inclusive en las tiroides (cuello). A estos lugares se los denomina “sitios ectópicos”, fuera del lugar común.

Consumo de corticoides

La causa más frecuente de la aparición del síndrome de Cushing es la llamada “iatrogénica”, que se debe al consumo de corticoides.

Automedicación

La automedicación es también uno de los factores influyentes en la aparición del síndrome de Cushing, ya que los medicamentos que contienen corticoides son los antiinflamatorios.

Estos, por lo general, son consumidos por personas que presentan dolores osteoarticulares, es decir, de rodillas, de cintura o enfermedades autoinmunes como el lupus o la artritis.

Entonces, por más de que alguien haya ido a consultar por sufrir problemas osteoarticulares en un tiempo determinado, no significa que porque le resultó esa vez, la próxima oportunidad que sienta el malestar pueda automedicarse, ya que “los corticoides tienen muchísimos efectos colaterales”, señaló la especialista.

El diagnóstico de la enfermedad se hace a través de la medición de la hormona llamada cortisol. Esta actividad se puede realizar mediante la orina, en la sangre o en la saliva.

Pero luego del dosaje de la hormona, hay que buscar la ubicación del tumor a través de estudios radiológicos, por medio de una resonancia magnética de hipófisis, para buscar en el cráneo, o una tomografía computarizada de abdomen si se piensa que está en las suprarrenales.

El tratamiento de la enfermedad de Cushing es quirúrgico. “Una vez localizado el tumor en la hipófisis, operan los neurocirujanos; si se encuentra en las suprarrenales, se encarga el cirujano de abdomen”, señaló la doctora Rosa Vega, endocrinóloga.

Existe un tipo de tratamiento que es paliativo. Muchas veces, luego de la operación, el paciente tiene que hacerse radioterapia, pero solo en algunos casos, ya que hay veces en que no se extirpa del todo el tumor.

Y en el caso de que sea síndrome de Cushing por factor externo de corticoides, es decir, consumo, el tratamiento consiste en la disminución paulatina del medicamento. No es recomendable la suspensión brusca de los mismos.

Las consecuencias de una interrupción abrupta serían una insuficiencia suprarrenal, la disminución de la presión arterial y otros varios síntomas. Esto es de suma gravedad, tanto así que puede conllevar a la muerte de la persona.

Otro consejo brindado por la especialista es que el paciente con síndrome de Cushing debe realizar actividades físicas, además de consumir calcio y vitamina D.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05