La televisión paraguaya: 50 años después

A 50 años de la TV paraguaya, dos presentadores y productores de distintas generaciones analizan la actualidad, las luces y sombras de un medio que -alguna vez- alcanzó la gloria.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2X7DDHFGTRC5LNV3MMFDHLFXHQ.jpg

Medio siglo atrás, el locutor radial Ricardo Sanabria daba inicio a un mundo absolutamente desconocido... por aquel entonces. Se trataba de la televisión, que se iniciaba en Paraguay con las primeras transmisiones del Canal 9 TV Cerro Corá.

Desde entonces, el crecimiento fue constante. A lo largo de sus 50 años, ciclos televisivos icónicos, espacios informativos exitosos y algunas ficciones locales formaron parte de las grillas televisivas antes de que las latas se apoderaran del sabor local. Entre películas estadounidenses, telenovelas mexicanas o brasileñas y programas de variedades importados, igualmente encontramos opciones que -la mayoría de las veces- distan de los estándares de calidad de nuestros tiempos.

¿Cómo está la televisión paraguaya actual? ¿Cuáles son los principales obstáculos que debe afrontar? ¿Será posible exportar contenidos locales al mundo? ¿Cuáles son los principales desafíos en tiempos de la era digital? Son algunos cuestionamientos respondidos por los presentadores y productores de televisión Bruno Masi y Agustín Genovese.

A su cargo estuvieron icónicos ciclos de la TV paraguaya: programas como 9 Reporter, La gran noticia, Hola música y Masinformes. Aunque temporalmente alejado de los pasillos televisivos, hoy concentra sus energías en su firma Bruno Masi Centro de Comunicación (BMCC).

Para el comunicador y productor paraguayo, la televisión es "el medio más poderoso que hay. Lo importante es que aglutina tres medios en uno: el medio escrito, el medio auditivo y el medio visual", puntualiza. He allí la triple responsabilidad que debe cumplir.

Al analizar a la generación vigente, destaca enfáticamente las potencialidades del talento joven. Sin embargo, no tiene reparos cuando debe afirmar que la televisión paraguaya adolece de un grave problema: el déficit informativo. "La TV se rige por las portadas de los diarios, pero no hace sus investigaciones paralelas. Hay mucha gente valiosa de nuestro país, de la historia. Me gustaría ver más documentales bien realizados con relación a distintos ámbitos, a través de distintos personajes que hacen o hicieron a la vida del Paraguay", sostiene.

El productor subraya que la televisión actual debe competir con las nuevas tecnologías, como la popular plataforma estadounidense Netflix, la cual permite a los usuarios visualizar las películas o series de televisión que desee... en el momento, lugar y a través del dispositivo que desee. "Contra eso vos tenés que competir ahora, y no es fácil", admite. "La TV paraguaya, entonces, tiene que tener un mejor dinamismo, una retroalimentación mucho mas valedera; ir hacia objetivos mucho más claros y mucho más rigurosos".

Lejos de los tiempos en que produjo exitosos ciclos periodísticos en simultáneo -incluso el magazine matutino aún vigente, La mañana de cada día-, los canales de televisión optan diferencialmente a favor de los enlatados. "Es más fácil, cuesta mucho menos que producir", refiere, sin obviar el peligro que acarrea con ello. "Vos tenés que tener identidad. ¿Cuál es el valor de un canal? No tenés un canal para pasar películas, sino una televisión para educar, para enseñar, para hacer que todos trabajen: los artistas, los periodistas, los guionistas, los iluminadores... ¡A cuánta gente le vas a dar trabajo si vos diseñás un canal que comunique ese tipo de cosas!".

Consciente del paso del tiempo, Masi marcó presencia en la Web desde la misma aparición de Internet en Paraguay. Incluso, según dice -y lo prueba con su archivo- fue el primer comunicador en hablar de la Red de Redes en nuestro país, a través de su Masinformes. "Fue muy difícil primero, después una aventura permanente. Nosotros siempre nos visionábamos metas y llegábamos a esa meta, sin copiar", sentencia.

El mayor obstáculo para que la televisión paraguaya crezca, dice, está en la misma dirección de los canales. "Uno trabaja, no por el salario, sino por las ganas y las apetencias que se tienen. Y llega un momento en que, económicamente, no acompaña el esfuerzo que se hace y uno descabalga, y ahí es donde la dirección del canal debe llamar la atención de la gente y decirle: 'Ustedes hacen eso y nosotros acompañamos el trabajo de ustedes'. En pocos casos se da esto, que debe ser una constante en cualquier parte del mundo".

Aunque de otra generación (y nacionalidad distinta), el uruguayo radicado en Paraguay Agustín Genovese se encuentra con una televisión local "en transición". El creador y productor de ciclos como el popular reality musical Mix, el programa de entretenimientos Siempre Menchi y el espacio de entrevistas Entreinta reconoce que la tecnología cambia la forma de ver TV en el mundo, lo cual también nos afecta.

"En el exterior, Paraguay se ve como un país que está formalizando el negocio de la TV por suscripción y eso es muy positivo, ya que grandes marcas ven con buenos ojos al país. Eso me pone muy contento cuando nos elogian por eso". Sin embargo, reconoce la necesidad de mejorar la oferta de contenidos. "La TV paga va a traer novedades al respecto, ya que lo veo como el sector que impulsará nuestro mercado a un sano crecimiento y es solo una cuestión de tiempo".

El también presentador de 38 años puntualiza que los nuevos talentos cuentan con "muchas opciones para elegir", aunque remarca una falta de espacio "para la creatividad, para ficción, para el periodismo independiente". "Tenemos muchas opciones pero faltan más voces. Esa es la gran cuenta pendiente de nuestra TV", subraya.

Genovese remarca el impacto económico que conlleva el negocio de la TV, y el marco regulatorio aún pendiente para potenciarlo a importantes niveles. "En eso estamos muy atrasados, comparando otros países. Colombia tiene un marco regulatorio muy interesante, con un organismo dedicado solamente para la televisión. Algo así nos haría muy bien, para buscar formas de incentivar a la producción local. El BID está comunicando muy bien el concepto de la 'Economía Naranja' y el aporte que hacen las industrias creativas a los países en Latinoamérica. Tenemos que darle esa importancia a la televisión. Hay que cambiar el concepto de que la TV es solo para ofrecer un contenido de baja calidad e 'inmediato'", menciona.

En cuanto a la migración de los canales de aire al HD, el productor encuentra cierta debilidad en el proceso de transición. "Se tiene que agilizar el proceso y tomar decisiones para saber cómo se va a operar en la TV digital", apunta. Igualmente, destaca que algunos proveedores ya cuenten con APP con contenidos adaptados a los teléfonos o servicios que dan la opción de comprar canales por día. "En ese sentido estamos avanzando", valora.

Al igual que Turquía con el culebrón de Las mil y una noches, Genovese no duda que el Paraguay bien podría exportar contenidos al mundo. "Tenemos grandes profesionales, talento, gente joven con ganas de salir adelante. Necesitamos incentivar a la producción local. El mercado de por sí solo no lo está logrando. Igualmente, creo que vamos a tener sorpresas desde la TV paga. Lo veo más dinámico a dicho sector, y en competencia".

Genovese no duda en la necesidad de aprovechar la crisis de otros mercados, para empezar a apostar por "nuestra propia gente" y "valorizar mucho más al trabajador paraguayo". "Tenemos que acompañar al talento con inversiones en tecnología, capacitación, y -desde las instituciones- generar incentivos para lograr un mejor desarrollo del mercado de producción local. La producción de contenidos para televisión puede ser un dinamizador de la economía, formar parte de los rubros de exportación. Exportemos ideas, talento, creatividad. Apostemos a nuestra TV y vamos a tener muchas sorpresas. Veo un futuro muy prometedor, pero de nosotros depende aprovechar esta oportunidad".

@jorgecoronel