Viralización en redes: revictimizar es delito

En días en que la viralización de imágenes violatorias de derechos humanos es constante, una experta exhorta a evitar el reenvío de material violento, ya que la revictimización es delito y se agrava cuando se trata de menores de edad. Pide denunciar.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LQ7RLAKVTRER3D67DYUVVTE6LM.jpg

Pasacalles, audios y videos que faltan a la dignidad de la persona, principio fundamental garantizado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, fueron la “comidilla” en las redes sociales en los últimos días. La prensa no quedó atrás al hacerse eco de los casos, que incluso fueron compartidos en tono irónico por ciertos periodistas.

Uno de los casos fue el de una pequeña de tres años aproximadamente que era salvajemente golpeada por su propia madre. Este caso fue denunciado y se pudo comprobar que no ocurrió en Paraguay, sino en México y, según publicaciones, la responsable ya fue capturada y está siendo procesada por las autoridades de ese país.

Al ser consultada al respecto, Licia Martínez, encargada de Fono Ayuda del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, llamó la atención sobre la revictimización que se da en estos casos, considerando la viralización del material violento, ya sea en imágenes o videos que van pasando de celular a celular. “Hay que saber como ciudadanos cómo manejar la situación especialmente en las redes sociales. La gente tiene que saber que no tiene que viralizar porque la imagen del niño se perpetúa una y otra vez. La revictimización es también un delito", advirtió.

PUBLICIDAD

Dijo que en algunos casos las personas pasan la información a usuarios o a grupos para buscar a presuntos responsables, pero recordó que el reenvío de estos mensajes no es la manera correcta de obrar. “Está bien que la gente se interpele; ahora, lo que tenemos que buscar es que sepan qué hacer cómo hacer y que finalmente todos somos responsables", consideró.

En el caso específico de la niña golpeada, dijo que “la denuncia ingresó y derivamos a la Fiscalía para que se vea y se retire las imágenes porque es una transgresión más viralizar”.

De esta manera, señaló que lo primero que se debe hacer ante, por ejemplo, videos cuyo origen se desconoce es “apenas tengo conocimiento debo ir a la Fiscalía y solicitar su investigación, le paso el video al fiscal y me tiene que tomar la denuncia; en la Fiscalía más cercana".

También -informó- se puede llamar al 147 Fono Ayuda Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes y ya los encargados luego pasan al Ministerio Público para su investigación.

Señaló que con todo esto “procuramos que estén lo más protegidos posibles estos niños y más todavía si ya están en una situación de vulnerabilidad o vulneración como esta niña, que era demasiado grave lo que le estaba pasando”.

Destacó que últimamente se están dando muy buenas experiencias, ya que “la gente se anima a denunciar y dan sus datos para que la Fiscalía pueda llamarle y den su testimonio”, pues años anteriores las personas al denunciar tenían temor de ser identificadas y, como la denuncia no contaba con un testimonio, dejaba de investigarse muchas veces por falta de pruebas.

Hay que recordar que el artículo 29 del Código de la Niñez y la Adolescencia contenido en la Ley Nº 1.680/01: De la prohibición de difusión, entrevista y publicación, establece: “Queda prohibido publicar por la prensa escrita, radial, televisiva o por cualquier otro medio de comunicación, formato de transmisión digital de informaciones, sistemas de mensajerías y redes sociales, los hombres, las imágenes y audios o cualquier otro dato que posibilite identificar al niño o adolescente, víctima o supuesto autor de hechos punibles o que hayan presenciado accidentes o eventos catastróficos, resulte víctima de la violación de algún derecho o garantía”.

Según Martínez, “es un gran desafío poder hablar de que no es bueno pegarle a los niños sea como correctivo o no, pero la gente dice: ‘cómo le voy a corregir ahora, por eso luego son así rebeldes’. Así son por el desamor, porque se supone que las personas que les queremos no les estamos cuidando. Hay estrategias para no recurrir a la violencia”.

Consideró que la mujer que aparece en el video probablemente fue criada de la misma manera como obró al golpear a su hijo. “Esta persona que recurre a tanta violencia contra su propio hijo, aparte de la ignorancia y del único conocimiento que adquirió en su experiencia es la violencia, entonces qué se puede esperar”.

A su criterio, “este tipo de comportamientos sólo van a cambiar si se cambia la estructura del comportamiento humano dentro del modelo de crianza. Muchas cosas que hay que empezar a practicar en casa, no estirarle del pelo, no perder la paciencia, no enojarme, no pinchar, no estironear, no ofenderle a mi esposa, no ofenderle a mi mamá si me enojo, que mi papá no le diga tonta, burra a mi mamá cuando no sabe alguna cosa”.

Se trata de casos de lo que dio en llamar de "microviolencia”, que suman y que te llevan a las personas en situación de extrema vulnerabilidad que es pobreza, falta de dinero, falta de comida, un embarazo encima de otro “a descargarse”.

No justifico a la violencia, digo que dentro del modelo propio de comportamiento del latino la primera opción de corrección y de solución de problemas es la violencia”, cerró.

 

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD