“Aquí estoy, elementalizándome”

Durante el homenaje a Elvio Romero el jueves pasado en la Casa del Chaco, en pleno centro de Buenos Aires, hemos podido entrevistar a varios de sus amigos. Alfredo Krass es uno de ellos, quien comenzó su diálogo con ABC Color nada menos que con un poema.

“Apacigua tus impulsos / que te encienden la mirada / piensa que pueden matarte / ay Juan Ramón, no te vayas”.
Ese es un poema del primer libro de Elvio y de lo que te puedo decir es simplemente la humildad, la sencillez y la hombría de bien que tenía Elvio. Cuando entraba a mi casa, que venía a visitarme muy seguido, me decía:
- ¿Cómo estás, Marcelo?
- Yo bien, ¿y vos?.
- Y él me decía: “Aquí estoy, Marcelo, elementalizándome”.
“Divino, divino. Le quise mucho y me quiso mucho. Eramos muy amigos. Soy un actor teatral por muchos años”.

- ¿Elvio te iba a ver?

- Mucho, mucho. La última vez hice “No hay que llorar”, de Roberto Cossa, una obra con Carlos Carela, entre otros. Con Elvio éramos muy amigos.

- ¿A Elvio le gustaba el teatro?

- Sí. Mucho. En su poesía, Elvio tiene una obra, “El titiritero”, que me trajo, su primer escrito a mano; lo tengo yo, para que lo leyera, para ver qué me parecía. Tengo varias obras de él, escritos.

- De puño y letra.

- No, no. Elvio siempre escribía a máquina, no a mano. En la Facit. Lo tengo ahí, porque traía y me decía: “A ver qué te parece”. En Rosario, tengo un hermano, porque tengo una galería de arte; yo trabajo con pintura. Represento a Carlos Alonso, un pintor más importante que tenemos aquí en Argentina, vivo”, concluyó, con gran simpatía, Marcelo Krass su evocación de Elvio con motivo del gran homenaje que le brindaron en la Argentina en coincidencia con su 80º aniversario de nacimiento.

A su vez, el cantautor argentino-español Enrique Llopis, en el breve recital que brindó, dijo:

“La verdad es que estoy realmente feliz cada vez que somos convocados a compartir en un acto para recordar con el respeto, pero fundamentalmente con la alegría que merece el maestro Elvio Romero.

Yo lo conocí a través de dos grandes amigos de él, con quienes yo venía trabajando hace años, que fueron los poetas Hamlet Lima Quintana y Armando Tejada Gómez. A partir de ahí se gestó todo este trabajo, y quiero agradecer a los organizadores y a Elida (Vallejos) y en su nombre a todos los amigos que siempre dicen presente”, expresó Llopis entre medio de sus canciones que comprendieron “Exiliados”, “En la noche callada”, “Cielito del Paraguay”, “La sortija” y “Juego de niños”.
Llopis dijo en la ocasión que espera presentar muy pronto en Buenos Aires, con músicos compatriotas, su disco “Cielito del Paraguay”.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD