La visita del “Chavo” a Paraguay

El popular comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños visitó el país en noviembre de 1981, en una presentación que reunió a unas 25.000 personas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3VDT3N4O3VFNRB3JZCIIXEBX7E.jpg

El encantamiento con su personaje del Chavo del 8 era creciente a lo largo del continente. Convertido en un verdadero ídolo de masas, el actor, humorista y guionista mexicano llegó al Paraguay junto a sus populares compañeros Florinda Meza (doña Florinda y la Popis), María Antonieta Gómez (la Chilindrina), Rubén Aguirre Fuentes (Profesor Jirafales) y otros doce actores integrantes de sus éxitos televisivos El Chavo y El Chapulín Colorado.

El show -cuya entrada costó 500 guaraníes- reunió a alrededor de 25.000 personas en el Jardín Botánico de Asunción, ubicado en el barrio de Trinidad. El brillo del espectáculo, sin embargo, quedó opacado por la pésima organización del show. En su edición del 23 de noviembre de 1981, el diario ABC Color titulaba su crónica "El Chavo: Multitudinario y decepcionante", subrayando la desorganización y "desconsideración" de los responsables de su venida.

"Esa adecuada infraestructura organizativa lastimosamente flaqueó donde debía estar fortalecida: la programación. Según todas las publicidades previas, 'El Chavo' estaría desde las 10 de la mañana. Aunque se anunció la presencia de artistas paraguayos, poca era la gente informada de la hora exacta en que actuaría el grupo mexicano", escribía en su crónica el periodista José Luis De Tone.

El texto señalaba que el público estaba conformado especialmente por criaturas de corta edad, que debieron esperar largas horas para ver a sus ídolos. "Nadie sabía a ciencia cierta a qué hora actuaría. De pronto algunas personas allegadas a los organizadores mencionaron un horario: 'la compañía hará un paseo por las avenidas del Botánico a las 16 horas'. Luego lo anuncian por los altoparlantes. Era cerca del mediodía. Las horas al sol seguían produciendo estragos en el público infantil. Mucha gente optó entonces", agrega.

Finalmente, Chespirito y sus compañeros salieron al escenario alrededor de las 13:00 -luego de haberse anunciado a las 16:00-. Muchos de sus pequeños fans -junto a sus padres- ya se habían retirado, para salir a almorzar y retornar después.

Otras figuras que participaron del festival -al que denominaron "Jamboree de Solidaridad"- fueron Nizugan y Cachito, Los Hobbies, Underground, Los Cumbreños y Los Indianos.

A pesar de los desaciertos organizativos que dejaron un sabor agridulce en la gente, el público vibró con los personajes. Gómez Bolaños también guardó gratos recuerdos de su visita al país. La experiencia incluso fue incluida en una autobiografía publicada por el actor y guionista mexicano.

Sus seguidores locales no olvidan la oportunidad en que saludó al país desde un Twitcam, refiriéndose al guaraní y a una bella guarania. “Me gustaría saludarles en guaraní pero no me lo sé muy bien", mencionó, en compañía de su señora esposa, Florinda Meza.

"De mis canciones favoritas de todo el mundo es paraguaya", aseguró, antes de entonar la canción, acompañado por la mismísima 'Dona Florinda': “Una noche tibia nos conocimos, junto al lago azul de Ypacaraí, tú cantabas triste por el camino viejas melodías en guaraní”.

Los usuarios de las redes sociales no dejan de rendir tributo al recordado artista, tras confirmarse este viernes su muerte, a los 85 años. La noticia fue dada a conocer a través de los medios mexicanos, lo cual generó una conmoción en los seguidores del carismático artista.

En un primer momento, la muerte de Chespirito generó resistencia y hasta cierta incredulidad, debido a que no era la primera vez que anunciaban su muerte, hecho que -curiosamente- incluso el artista tuvo que negar, en varias ocasiones. En una de sus declaraciones, el querido artista decía: "No morí, lo confirmo todos los días por la mañana. Y hoy, otra vez amanecí, hasta guapo diría yo".