Hallan obra jesuita más antigua en Biblioteca Nacional

De manera casi accidental, se halló en la Biblioteca Nacional una obra perdida que corresponde a uno de los libros jesuitas más antiguos conocidos del país.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KFRQBP6TIRDLNIC4RCDXHB6AC4.jpg

Mientras un equipo de restauración de la Biblioteca Nacional del Paraguay realizaba los cuidados necesarios de las obras resguardadas allí, se encontró por casualidad quizás el libro más importante de la colección. Se trata del ejemplar número 33 de la antigua biblioteca del Colegio Jesuítico de Asunción, y data de 1617; en principio, la obra más antigua de la Biblioteca Nacional.

"Es, en principio, el libro más antiguo de la biblioteca, con el plus de que pertenecía a la biblioteca de los jesuitas, correspondiente a los comentarios sobre los salmos", comenta Ignacio Telesca, historiador y profesor de la Universidad Nacional de Formosa, además de investigador del Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica (Conicet), de la Argentina. Telesca refiere que, en su primera página, el libro lleva el siguiente apunte: "Es de la librería del Colegio del Paraguay. Asunción y junio 16 año de 1761, día de San Juan Francisco Regis, día martes por la mañana en la librería del Colegio del Paraguay".

Según relata Telesca, la obra formaba parte de la biblioteca del colegio que tenían los jesuitas en Asunción, entre 1610 hasta 1777, que funcionaba donde actualmente se encuentra el Parlamento. Participó del hallazgo el director la Biblioteca Nacional, Rubén Capdevila.

El registro se había oficializado tras constatarse que la obra contenía el mismo número del catálogo de la histórica biblioteca, hoy conservado en el Archivo General de la Nación (Argentina), en Buenos Aires. "Vimos si figuraba en el catálogo y figura el nombre del autor y el nombre del libro y también un dato que nos dio la confirmación: que tenían numerados los libros con su ubicación en la biblioteca", detalla.

El historiador menciona que la mayoría de las ese tipo de obras fueron perdidas o robadas, algo generado también durante la dictadura de Alfredo Stroessner. "Durante la dictadura se hizo carneo de la biblioteca, muy importante. Uno de directores llevaba libros a su casa porque supuestamente 'iban a estar mejor cuidados a la biblioteca'", apunta Telesca.

El investigador remarca que, desde la última década, se le fue dando importancia a la tarea de restauración de las obras, algo que considera importante ya que se tratan de "documentos muy importantes, históricos".

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05