“Los Miserables”: romance y canciones

El clásico de Víctor Hugo es llevado a la pantalla grande en un musical cargado de romance, drama y heroísmo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/A3RQHNZX35CULH7NREOKMM445I.jpg

Por eso, más que adaptación de la obra, pareciera una traslación de esos cuadros y diálogos, donde –como la superproducción sabe ser– todo es llevado a su mayor esplendor: desde el diseño de producción, hasta el sonido; así como aspectos como el maquillaje, peluquería y vestuario. Virtudes que le valieron varios premios de la Academia –también estuvo nominada como Mejor Película–.

El filme nos lleva a Jean Valjean (Hugh Jackman), un hombre que tuvo que pagar casi 20 años de su vida en la prisión, por robar un pan. Ya puesto en libertad condicional, será perseguido por el inspector de policía Javert (Russell Crowe), mientras intenta reconstruir su vida. Más tarde se convertirá en alcalde y dueño de una fábrica donde despiden injustamente a una sufrida y sentimental Fantine (Anne Hathaway). Todo, en medio de un clima político inestable y tiempos de una fuerte revolución.

El resultado no pudo ser más prolijo. Igualmente, el espectador podrá salir encantado… o muy aburrido; esto, según su afición –o no– por los musicales. La partitura de Claude-Michel Schönberg es hermosa, pero podrá resultar repetitiva y hasta exhausta para el más desprevenido, durante los 157 minutos que dura el film.

PUBLICIDAD

Si bien Hooper combina planos generales para abrir y cerrar la película, en la mayoría de las canciones se centra en los primerísimos planos de los protagonistas, con varios movimientos de cámara que lo llevan a una estética de videoclip.

La narrativa propone un ritmo vertiginoso en su primera parte; mientras que esa agilidad se atenúa a lo largo de la película.

Los cuadros ganan fuerza con el hecho de que todos los actores interpretaron las canciones en vivo, sin pregrabaciones, lo cual trasladó esa intensidad dramática, también al plano musical. Quien espere coreografías, sin embargo, saldrá desilusionado: lo musical, esta vez, se asienta estrictamente en las canciones e interpretaciones vocales, casi a modo de declamación.

Un gran momento: la escena en que –una delgada y con el pelo corto– Anne Hathaway canta en tono desgarrador –y en primer plano– la canción “I Dreamed A Dream”. Hathaway logra trasladar a su piel cada sufrimiento y necesidad de la Fantine; papel que, de hecho, la coronó con un Óscar como Mejor actriz de reparto.

Llena de ambientes pintorescos que recrean la Francia del siglo XIX y escenarios atractivos, “Los miserables” –desde los ojos de Hooper– se convierte en una obra entrañable –aunque rimbombante–, puesta al servicio de quienes busquen emocionarse y escudriñar entre paisajes sonoros y visuales, que vale la pena visitar.

------------------------------------------------------------------

LOS MISERABLES (Les Misérables)

Dirigida por Tom Hooper

Escrita por Alain Boublil, Claude-Michel Schönberg, William Nicholson y Herbert Kretzmer

Producida por Tim Bevan, Eric Fellner, Debra Hayward y Cameron Mackintosh

Edición por Chris Dickens y Melanie Ann Olivier

Dirección de fotografía por Danny Cohen

Elenco: Hugh Jackman, Russell Crowe, Ann Hathaway, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter, Samantha Barks, Daniel Huttlestone y Colm Wilkinson

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD