Spider-Man en una película de otro universo

Con una presentación única y alucinante, y una historia de todo lo que hace a Spider-Man una de las figuras de ficción más importantes de la cultura popular, “Un nuevo universo” es una de las mejores películas de superhéroes jamás hechas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RV2QHD3Q6RGNLEHKWXHXF5J72I.jpg

Es una satisfacción muy particular estar viendo una película por primera vez, en el momento de su estreno, y llegar a la conclusión, aún dentro de la sala de cine, de que uno está viendo un nuevo clásico.

Spider-Man: Un nuevo universo es una de las películas animadas más ambiciosas y poco ortodoxas jamás hechas por un estudio hollywoodense. Es un alucinante caleidoscopio de colores y sonidos vibrantes que celebra con una pureza conmovedora uno de los íconos más importantes de esa expresión moderna de mitología que son los cómics.

La historia sigue a Miles Morales (Shameik Moore), un joven estudiante de Nueva York a quien la mordida de una extraña araña le da superpoderes, aunque en este mundo ya existe Spider-Man. Pero una conspiración entre varios supervillanos acaba trayendo al mundo de Miles a distintas versiones de Spider-Man de otros universos a quienes debe ayudar a volver a casa.

PUBLICIDAD

Muchos filmes han tratado de imitar la estética de los cómics – Dick Tracy, el Hulk de Ang Lee, Sin City, Scott Pilgrim vs The World, varios otros – pero ninguno lo ha logrado al nivel absoluto en que Spider-Man lo logra; en vez de sentirse como un curioso capricho, la aparición de cuadros de diálogos u onomatopeyas para los efectos de sonido, o la división de la pantalla en paneles, se sienten esenciales, parte inseparable del ADN de la película.

Y el filme rinde constante y fervoroso homenaje a ese linaje, a la historia de Spider-Man desde las primeras páginas de Stan Lee y Steve Ditko y a lo largo del medio siglo de historias del personaje en los comics, televisión y cine.

La gran cantidad de referencias y homenajes pueden hacer que el filme suene impenetrable para cualquiera que no sepa cuál es la diferencia entre Amazing Spider-Man y Ultimate Spider-Man o no maneje el concepto del multiverso según lo retratan los cómics, pero la verdad es que no pasan de ser condimento, vienen y van sin estorbar.

La acción, animada sin la fluidez perfecta y el fotorrealismo de un filme de Disney, Pixar o DreamWorks, se siente por momentos caótica pero nunca incomprensible y siempre energética, y el filme pinta a su versión alternativa de Nueva York como un paisaje casi futurista, electrónico y diverso, con una excelente banda sonora de hip hop y ritmos latinos – una mezcla adecuada para un filme con un heroe de padre afroamericano y madre latina – que acompaña a los arreglos orquestales de Daniel Pemberton.

En la forma en que una escena conecta con la otra, en la manera en que estilos totalmente diferentes de animación encajan perfectamente – al lado de todo el elenco de personajes animados de forma similar, contrastan la joven Peni Parker, que parece salida de un anime japonés; y el porcino Spider-Ham, que parece un personaje olvidado de los Looney Tunes – Un nuevo universo busca constantemente formas de hacer cosas inéditas y emocionantes.

Sin entrar en detalles, este filme incluye uno de los ejemplos más triunfales jamás hechos del inevitable momento en que el héroe finalmente desbloquea todo su potencial, y un clímax que es lo más atrevidamente semi-abstracto que ha sido puesto en una película de estudio de Hollywood desde, probablemente, el final de la última carrera en la trágicamente infravalorada película de Meteoro.

Últimamente el concepto de la “moraleja” ha adquirdo una connotación negativa; mucha gente se siente insultada en su intelecto por un trabajo de ficción que insiste en imprimir algún tipo de mensaje moral obvio al entretenimiento.

Pero hay que ser honestos: una ojeada rápida a los comentarios en cualquier publicación sobre un tema divisivo en medios o redes sociales deja en claro que no somos, como cultura o como especie, ni de lejos tan inteligentes como nos creemos.

Nos vendría quizá más bien que nunca tragarnos una buena moraleja, y mientras más obvia y básica sea, mejor. Una como la que Spider-Man: Un nuevo universo imparte con claridad y elegancia: Spider-Man es un héroe no por sus poderes sino por el bien que hace, y en ese sentido todos tenemos el poder y la responsabilidad de ser héroes, independientemente de colores de piel o géneros.

---------------------------------------------------------------------

SPIDER-MAN: UN NUEVO UNIVERSO (Spider-Man: Into the Spider-Verse)

Dirigida por Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman

Escrita por Rodney Rothman y Phil Lord

Producida por Phil Lord, Christopher Miller, Avi Arad, Amy Pascal y Christina Steinberg

Edición por Robert Fisher Jr.

Banda sonora compuesta por Daniel Pemberton

Elenco: Shameik Moore, Jake Johnson, Hailee Steinfeld, Kimiko Glenn, Nicolas Cage, John Mulaney, Liev Schreiber, Mahershala Ali, Lily Tomlin, Bryan Tyree Henry, Luna Lauren Vélez, Kathryn Hahn, Zoë Kravitz

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD