Fiscala requiere prisión domiciliaria de cuatro policías y un usurero

CIUDAD DEL ESTE. La fiscala Zunilda Ocampos imputó a cuatro agentes policiales y a un civil que despojaron de su vehículo a un hombre a cambio de no incriminarlo por narcotráfico. Los indiciados responderán un proceso penal por los hechos de privación de libertad, cohecho pasivo agravado y extorsión.

El automóvil de la víctima fue abandonado posteriormente por el usurero frente a un lavadero.
El automóvil de la víctima fue abandonado posteriormente por el usurero frente a un lavadero. Corresponsal del Este

Los procesados son los suboficiales Pedro Javier López Deleón, Francisco Prieto Montiel, Alcides Villalba González y el oficial inspector Antonio Ávalos Pereira. Además del supuesto usurero Fernando Daniel Ortigoza.

Según los datos, el pasado domingo de madrugada, Pedro López, Antonio Ávalos, Francisco Prieto y Alcides Villalba circulaban en una patrullera cuando llegaron frente a una peluquería, denominada “Belutti”, e interceptaron un vehículo de la marca Toyota Allion, color plata.

En el rodado se encontraban Gabriel Ramón Prieto y Víctor David Meza. Allí, supuestamente descendieron del móvil policial Prieto Montiel, Villalba González y Ávalos Pereira, en tanto que López Deleón quedó al mando del volante.

Luego, los afectados fueron trasladados hasta la comisaría 7ª del barrio San José, donde Víctor Meza supuestamente fue ingresado en un calabozo por Francisco Prieto. A su vez, Gabriel Prieto fue llevado hacia un quincho y amenazado en todo momento presumiblemente por Antonio Ávalos y Pedro López, quienes le advertían que debían pagar la suma de G. 7 millones para ser liberados a cambio de no incriminarlos por narcotráfico.

Asustado, Gabriel Prieto llamó a su madre y a su novia. Cuando estas llegaron a sede policial, los uniformados exhibieron dos tocos de presunta marihuana y continuaron presuntamente solicitando el dinero.

Posteriormente, los agentes del orden bajaron el monto a 5 millones de guaraníes e incluso Alcides Villalba y Francisco Prieto proporcionaron el número de teléfono de un presunto usurero, posteriormente identificado como Fernando Daniel Ortigoza, quien les entregó finalmente los 5 millones de guaraníes, dejando empeñado el auto incautado por los hoy imputados.

Tras concretarse la entrega del dinero de la supuesta extorsión, liberaron a las dos personas. Luego de la denuncia, la fiscal Zunilda Ocampos inició las diligencias investigativas y dispuso la imputación y solicitó arresto domiciliario para los mismos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD