Policías de Torín serán juzgados por el secuestro de turistas

CIUDAD DEL ESTE. El juez penal de Garantías Carlos Vera Ruiz resolvió enviar al banquillo de los acusados a siete policías procesados por el secuestro de los turistas brasileños. El plagio se produjo el 18 de enero pasado, en la localidad de Torín, departamento de Caaguazú.

Los cuatro efectivos policiales detenidos en Torín guardan reclusión en la Dirección de Policía de Alto Paraná.
Cuatro de los siete efectivos policiales detenidos en Torín por el secuestro de una pareja brasileña.

Los agentes que serán juzgados son: el comisario Alcides Velázquez Iriarte y sus subalternos Eladio Inocente Giménez Caballero, Gustavo Armando Toledo González, Osmar Antonio Paredes Arrúa, Julio Darío Díaz Sosa, Walter Francisco Capdevilla Benítez y Emilio Pérez Arce.

Los citados soportan cargos por extorsión, extorsión agravada y asociación criminal y se exponen a más de 15 años de prisión.

Lea más: Piden juzgamiento de siete policías acusados en caso de secuestro de turistas en Torín

El juez Vera Ruiz igualmente rechazó una serie de incidentes presentados por los abogados defensores de los policías. Entre los planteamientos objetados se encuentra un pedido de nulidad de la acusación fiscal, sobreseimiento a favor de dos procesados, exclusión de pruebas documentales, entre otros.

El magistrado también dio lugar al sobreseimiento solicitado por la Fiscalía por el hecho punible de secuestro, que inicialmente fue atribuido a los agentes policiales.

El expediente será remitido a la oficina de coordinación del Tribunal Penal para el sorteo del Tribunal de Sentencia que juzgará a los siete agentes acusados.

Más info: Brasileño relata horas de terror estando secuestrado por policías paraguayos

Según la acusación fiscal, los siete policías están vinculados en el hecho de rapto con fines extorsivos de la pareja brasileña Mateus Mangiocca y Julia de Lima Venancio. El caso ocurrió el 18 de enero pasado, sobre la ruta PY02, frente a la comisaría de Torín.

La pareja fue interceptada en una barrera policial cuando regresaba a su país, luego de pasar dos semanas de vacaciones en Paraguay. Los policías supuestamente le exigieron a los novios 50.000 reales, unos G. 60 millones, para no ser incriminados en el narcotráfico y una red de prostitución.

Los afectados no tenían el dinero exigido y contactaron con familiares que solo podían transferir 25.000 reales vía banco. Pero los uniformados no querían la transferencia para no dejar rastro.

Tras permanecer en cautiverio en una casa en las cercanías de la comisaría, los extranjeros fueron conducidos hasta Ciudad del Este por los policías con la finalidad de buscar el dinero del rescate de Brasil.

La mujer fue liberada para cruzar la frontera para sacar dinero de un banco de Foz de Yguazú (Brasil), mientras que su novio quedó como rehén. Lima Venancio entró en desesperación en la entidad bancaria al no poder retirar la suma exigida por los secuestradores y su comportamiento alertó a un guardia, quien denunció el caso a la Policía de Brasil.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.