Muere víctima de accidente provocado por bus chatarra

CIUDAD DEL ESTE. Una de las víctimas del trágico accidente provocado por un bus chatarra de la empresa Mburucuyá SA, cuyo volante se desprendió en pleno trayecto, falleció a raíz de las múltiples fracturas. Se trata de un hombre de 32 años que deja tres hijos huérfanos, mientras que su esposa se encuentra en grave estado.

Una unidad de la empresa Mburucuyá protagonizó el trágico accidente.
Una unidad de la empresa Mburucuyá protagonizó el trágico accidente.

La Policía confirmó que Juan Ramón Escobar Fernández (32), quien se encontraba internado en estado delicado, falleció anoche en el Sanatorio San Pedro de Presidente Franco. Se trata de una las víctimas del accidente de tránsito protagonizado por un bus chatarra de la empresa Mburucuyá, que cubre varios itinerarios en Ciudad del Este.

Lea más: Bus chatarra pierde el volante y causa grave accidente

Los antecedentes del caso refieren que Escobar Fernández y su pareja Cecilia Rocío León Alarcón (30) circulaban a bordo de su motocicleta sobre la ruta PY02, a la altura del ex km 5 de Ciudad del Este, en horas de la tarde del pasado jueves, cuando fueron violentamente embestidos por un bus chatarra de la empresa Mburucuyá.

Según los datos, el colectivo perdió el volante en plena marcha, cruzó hacia el carril contrario y chocó contra las víctimas, quienes fueron lanzadas por varios metros, sufriendo múltiples fracturas que las dejó en estado delicado. Ambos tuvieron que ingresar a terapia intensiva, hasta que ayer se confirmó el deceso del hombre.

La unidad estaba al mando de Marcelo Gustavo Cuba Salcedo, de 21 años, al momento de percance y, según testigos, circulaba a alta velocidad.

Lea también: Bus chatarra con pasajeros se incendia en San Lorenzo

Bus chatarra

El pésimo servicio de transporte público es una de las principales problemáticas de Ciudad del Este. Las siete empresas habilitadas para operar poseen, en su mayoría, buses chatarra como parte de su flota ante el nulo control de las autoridades municipales, permitiendo que salgan a las calles.

El colectivo que provocó el accidente, perteneciente a la empresa Mburucuyá, propiedad de Nelson Rojas, presidente de la Asociación de Empresas de Transporte de Pasajeros de Ciudad del Este (Asetrapace), se encontraba en un estado calamitoso, con los hierros herrumbrados, cubiertas gastadas al punto de exponer los alambres y no contaba con vidrios inastillables. En cada recorrido estaba poniendo en peligro la vida de pasajeros y de terceros, como en este caso.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.