Inician en el Vaticano juicio contra dos curas por pedofilia

CIUDAD DEL VATICANO.Dos sacerdotes italianos comparecieron hoy ante la justicia del Vaticano, acusados de abuso sexual de un menor en una residencia para estudiantes dentro del territorio del pequeño Estado, informaron fuentes de prensa. Ambos imputados comparecieron por primera vez ante el tribunal para una audiencia relámpago, que duró ocho minutos y se estableció que el 27 de octubre próximo serán escuchados.

Una vista general muestra una plaza de San Pedro, en el Vaticano.
Una vista general muestra una plaza de San Pedro, en el Vaticano.VINCENZO PINTO

El sacerdote italiano Gabriele Martinelli es acusado de haber abusado sexualmente de un menor cuando era un joven seminarista y residía en el “Pre-seminario San Pío X”, localizado dentro del Vaticano, no muy lejos de la residencia actual del papa Francisco. El otro sacerdote es Enrico Radice, quien era rector del alojamiento en el momento de los hechos y es acusado de complicidad por haber protegido al seminarista.

Los estudiantes alojados en ese internado eran niños y adolescentes que estudiaban en un colegio privado del centro de Roma y que participaban como monaguillos en las misas celebradas en la basílica de San Pedro. Algunos de ellos decidieron convertirse en sacerdotes y estudiaron en el seminario.

La justicia vaticana decidió abrir el juicio tras la publicación del libro “Pecado original” del periodista italiano Gianluigi Nuzzi, en el que denuncia los abusos cometidos en ese seminario entre 2011-2012. Según los informes, el acusado y la víctima tenían 14 y 13 años cuando ocurrieron los hechos, que se prolongaron durante cinco años.

Martinelli, quien se ordenó sacerdote hace dos años, actualmente tiene 28 años y ha sido acusado de agresiones sexuales repetidas entre 2007 y 2012. Según la fiscalía “usó violencia y amenazas para obligar a L.G. a tener relaciones carnales” .

PUBLICIDAD

Por su parte Radice ha sido acusado de haber “ayudado a Martinelli en varios momentos y lugares, en Italia y en el extranjero, a evitar la investigación”. Según la Fiscalía, el religioso “obstruyó la investigación” sobre Martinelli al “insistir en que no sabía nada sobre actos homosexuales o lujuria en el pre-seminario”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD