Calles de París desiertas en primera noche de toque de queda

PARÍS. Negocios, bares y restaurantes cerrados, sillas de cervecerías apiladas en las veredas mientras que ciclistas y peatones se apuran para llegar a su casa antes de las 21H00, hora del inicio de la primera noche de toque queda en París. La ciudad quedó silenciosa y las calles vacías como durante el confinamiento de dos meses entre el 17 de marzo y el 11 de mayo impuesto por el gobierno para luchar contra la pandemia de covid-19, que el sábado batió el récord de 32.000 contaminados en un día.

TOPSHOT - Police officers patrol, on October 17, 2020 in Paris, at the start of a curfew implemented to fight the spread of the Covid-19 pandemic caused by the novel coronavirus. - About 20 million people in the Paris region and eight other French cities were facing a 9 pm-6 am curfew from October 17, after cases surged in what has once again become one of Europe's major hotpots. (Photo by Abdulmonam EASSA / AFP)
TOPSHOT - Police officers patrol, on October 17, 2020 in Paris, at the start of a curfew implemented to fight the spread of the Covid-19 pandemic caused by the novel coronavirus. - About 20 million people in the Paris region and eight other French cities were facing a 9 pm-6 am curfew from October 17, after cases surged in what has once again become one of Europe's major hotpots. (Photo by Abdulmonam EASSA / AFP)ABDULMONAM EASSA

París no conocía un toque de queda desde 1961, año en que, durante la guerra de Argelia, el gobierno lo decretó para los trabajadores musulmanes argelinos. El Barrio Latino, uno de los lugares más bulliciosos de París, frecuentado por los estudiantes y los turistas, se vació rápidamente y a las 21:00 parecía que fueran las cinco de la madrugada.

“Son las 21:00 y no hay nadie”, se congratula el comisario Patrick Caron, que vela por el respeto de las nuevas reglas. Para frenar la propagación del virus, los habitantes de una decena de grandes ciudades francesas, entre ellas París y sus suburbios, -20 millones de personas en total- están sometidas desde el sábado a un toque de queda de 21:00 a 06:00 durante al menos cuatro semanas. Las autoridades desplegaron un refuerzo de 1.350 policías y gendarmes para hacer aplicar el nuevo dispositivo en París y su periferia inmediata.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD