Juicio histórico en Italia

ROMA (EFE). Italia empezó ayer a juzgar a más de 300 personas acusadas de pertenecer o colaborar con la potente mafia calabresa, la ‘Ndrangheta, toda una multinacional de la droga y del delito que se sienta ahora en el banquillo del mayor proceso contra la criminalidad organizada, en más de tres décadas.

Unos 355 acusados por varios delitos son juzgados en Italia.
Unos 355 acusados por varios delitos son juzgados en Italia.Archivo, ABC Color

Se trata del proceso de mayor envergadura a la mafia italiana desde el histórico de Palermo (sur) contra la Cosa Nostra siciliana en 1986, que desveló por primera vez su estructura y sentó en el banquillo a más de 460 criminales y a algunos capos.

El juicio tiene lugar en un búnker construido en un polígono industrial de la localidad calabresa de Lamezia Terme por motivos de seguridad y también para poder acoger a los 355 acusados, a sus respectivas defensas y a los más de 900 testigos.

Los imputados deberán responder a una serie de delitos que van desde el de pertenencia a asociación mafiosa hasta el homicidio, la extorsión, la tenencia ilícita de armas y explosivos, el tráfico de influencias, la corrupción, el abuso de poder o el narcotráfico.

Esto fue posible gracias a la investigación “Rinascita-Scott” del fiscal de Catanzaro, Nicola Gratteri, que en 2019 detuvo a más de cuatrocientas personas en Italia, Alemania, Bulgaria y Suiza.

El juicio se centra especialmente en la familia Mancuso, una de las más respetadas de la organización, así como en sus presuntos colaboradores de las instituciones públicas y de las empresas privadas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD