Rio cierra playas y Europa retoma vacuna de AstraZeneca mientras el covid arrecia

Rio de Janeiro cerrará sus paradisíacas playas este fin de semana en un intento por contener una pandemia de covid-19 descontrolada en Brasil, mientras Europa retoma la vacunación con AstraZeneca, que vuelve por sus fueros.

Imagen referencial.
Imagen referencial.MAURO PIMENTEL

El promedio de muertos diarios en siete días en Brasil se duplicó en el último mes, con más de 2.170 este viernes, para un acumulado de más de 290.000 muertos -superado solo por Estados Unidos- en un total de 11,8 millones de contagios.

En el mundo, el covid-19 deja al menos a 2,69 millones de muertos y más de 121 millones de contagios, según un recuento de la AFP.

El alcalde de Rio de Janeiro, Eduardo Paes, anunció el cierre de las playas ante el furibundo avance del coronavirus, que tiene ocupadas al 95% de las camas de cuidados intensivos de la ciudad.

La situación es “muy crítica”, resumió Paes.

Las medidas adoptadas en orden disperso por gobernadores y alcaldes no han sido suficientes para controlar la segunda ola de la pandemia ni para convencer al presidente Jair Bolsonaro de la necesidad de reforzar el aislamiento social.

El mandatario de ultraderecha criticó la decisión de vedar el acceso a las playas. “La vitamina D es una forma de evitar que el virus te afecte gravemente. ¿Y dónde obtienes vitamina D? Tomando sol. Una hipocresía”, afirmó el mandatario de ultraderecha, pese a la falta de pruebas sobre los beneficios de esta hormona en el tratamiento contra el covid-19.

En tanto, Sao Paulo, la capital económica y financiera del país, anticipó una serie de feriados para reducir la circulación y exhortó a evitar viajes hacia las ciudades costeras.

Volkswagen anunció asimismo la suspensión a partir del próximo miércoles y durante 12 días de la fabricación de vehículos en sus cuatro plantas en Brasil (tres en el estado de Sao Paulo y una en Paraná), “a fin de preservar la salud de sus empleados y de sus familiares”.

AstraZeneca vuelve por sus fueros

En Europa, mientras tanto, varios países volvieron a aplicar la vacuna de AstraZeneca, luego de que una quincena de países suspendieran su uso ante temores de efectos secundarios como la formación de coágulos.

“Los datos disponibles no sugieren ningún incremento global de la coagulación, como trombosis venosas o embolias pulmonares” tras inocularse con esta vacuna, dijeron expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) había dictaminado el jueves que la vacuna era “segura y eficaz”.

Líderes como el primer ministro británico Boris Johnson, o su homólogo francés Jean Castex, recibieron la primera de las dos dosis de AstraZeneca.

La canciller alemana, Angela Merkel, o el primer ministro italiano, Mario Draghi, se declararon dispuestos a recibirla cuando les llegue su turno.

Pero otros, como los países escandinavos, jugaron la carta de la prudencia. Finlandia, por ejemplo, anunció que suspendía la aplicación de la vacuna.

En América Latina, en tanto, llegaron a Paraguay 36.000 vacunas de AstraZeneca a través del mecanismo Covax de la OMS, en tanto México agradeció a Estados Unidos la donación de millones de dosis de este inmunizante.

El mandatario Andrés Manuel López Obrador aseguró que con el envío de vacunas de Estados Unidos, más las que han llegado al país de Rusia, China y del laboratorio Pfizer, su gobierno avanza en el plan nacional de vacunación.

En Venezuela, el líder opositor Juan Guaidó anunció que destinará 30 millones de dólares de los fondos del país bloqueados en el extranjero y bajo su control para pagar el acceso a vacunas y para los costos de la cadena de frío para su conservación.

El gobierno de Nicolás Maduro, Guaidó y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) negocian en una “mesa técnica” el acceso al mecanismo Covax, en medio de una segunda ola de contagios que las autoridades aseguraron este viernes es “más virulenta”.

Francia se confina

Desde este viernes, París y otras regiones de Francia volvieron a confinarse durante un mes.

Se trata del tercer confinamiento en un año, aunque más flexible que los anteriores, con el que se busca frenar una “tercera ola” de contagios en un país que se acerca a la marca de 100.000 muertos.

Las escuelas y comercios esenciales (incluidas librerías) permanecerán abiertos.

Alemania, por su parte, se enfrenta a un aumento “claramente exponencial” de las infecciones, vinculado a la propagación de la variante británica, dijo el vicepresidente del instituto de vigilancia sanitaria Robert Koch (RKI).

Ante este panorama, Merkel se declaró dispuesta a adquirir la vacuna rusa Sputnik V, que ya fue aprobada en 52 países.

“Llevo tiempo diciendo que deberíamos utilizar cualquier vacuna que haya sido aprobada por la agencia europea de medicamentos”, dijo.

“Si esa decisión no se produce (...) entonces Alemania irá por su lado”, advirtió.

Rusia anunció que había llegado a un acuerdo con India para producir al menos 200 millones de dosis de Sputnik V.

De dos metros a un metro

En Estados Unidos, el ritmo de vacunación se aceleró de manera espectacular en las últimas semanas, con un promedio actual de 2,4 millones de dosis por día.

El presidente Joe Biden afirmó que el país alcanzaría este viernes, con un mes de adelanto, el objetivo de 100 millones de inoculados en sus primeros 100 días de gobierno.

Asimismo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos redujeron la distancia mínima para los alumnos de las escuelas primarias -de cinco a 11 años- de dos metros a un metro, mientras el gobierno presiona para reabrir los centros de enseñanza.

Todos los escenarios suponen el uso universal de la mascarilla, y los CDC recomiendan que las actividades se realicen al aire libre o en espacios amplios y bien ventilados.