Uruguay vuelve a la totalidad de clases presenciales en primaria

La educación primaria de Uruguay retornó este lunes al 100 % de las clases presenciales tras la vuelta a las aulas de estudiantes de cuarto, quinto y sexto grado (9-12 años) de los departamentos (provincias) de Montevideo y Canelones (sur).

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/WJSVGHTJXRGKDAYXEWOMKLVNIY.JPG
Raul Martínez

Se trata de 75.000 niños que, hasta esta jornada, continuaban teniendo clases virtuales y que ahora volvieron a las escuelas, según confirmó a la prensa el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva.

El próximo paso que espera cumplir el Gobierno de Luis Lacalle Pou (centroderecha) es el retorno de las clases presenciales en Secundaria que, se espera, pueda ser el 12 de julio, al regreso de las vacaciones de invierno.

"Es un muy buen día para la educación y para el país. 75.000 niños, de los que 56.000 corresponden a la educación pública, vuelven en Canelones y Montevideo en cuarto, quinto y sexto, completando el ciclo de vuelta a la presencialidad en inicial y primaria, en una situación de pandemia que nos preocupa y ocupa a todos pero con la responsabilidad que se está actuando por parte de familias, docentes y funcionarios", resaltó.

Lea más: Uruguay registra menor cifra de casos nuevos de covid-19 desde el 9 de mayo

Asimismo, Silva consideró que el balance "es muy positivo" y que esto habla de "la necesidad de volver a la presencialidad" no solamente por los aprendizajes sino también por "lo afectivo, lo emotivo, lo vincular".

"Estaban requiriendo los niños ese afecto que solo la presenciaidad lo da. Hemos avanzado muchísimo a la virtualidad, la presencialidad de aquí en más va a estar sumamente mediada por la tecnología y virtualidad", destacó.

En tanto, la directora general de Educación Inicial y Primaria, Graciela Fabeyr, sostuvo a la prensa que cada retorno “genera mucha expectativa” y apuntó que están “muy comprometidos” buscando alternativas para mejorar.

Lea más: El 60 % de la población de Uruguay ya recibió al menos una dosis de la vacuna

"Si bien se ha trabajado a distancia, la presencialidad ofrece condiciones que son únicas para el aprendizaje y eso los propios niños lo rescatan", consideró.

El pasado 23 de marzo, el Ejecutivo uruguayo anunció varias medidas para frenar el aumento de casos de covid-19, entre las que incluyó la suspensión de la presencialidad en todos los niveles de enseñanza.

La medida de suspender clases presenciales iba a ser, en un principio, hasta el 5 de abril, pero fue aplazándose ante el incremento de casos positivos de la covid-19 y de muertes derivadas de esta enfermedad.

Desde que comenzó la pandemia en el país, Uruguay acumula 354.865 casos positivos (26.100 activos) y 5.271 muertos.