Bolsonaro dice que “falta un comandante” en Brasil para gestionar la pandemia

SAO PAULO. El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, afirmó este jueves que “falta un comandante en Brasil” que “haga valer su autoridad” en temas como la pandemia del coronavirus, al criticar la decisión del Ministerio de Salud de volver a recomendar la vacunación de los adolescentes.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.EDUARDO MUNOZ / POOL

“Si no hablo con el ministerio, soy omiso; si hablo, estoy interfiriendo. ¿Qué interesa en verdad? Falta un comandante en Brasil. Yo quería ser ese comandante, quería tener esa fuerza para decidir”, manifestó el líder ultraderechista en su directo vía redes sociales de los jueves.

Bolsonaro se encuentra en cuarentena en su residencia oficial de Brasilia después de haber estado en contacto con el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, en Nueva York, con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas.

El mandatario aprovechó además la infección del ministro, quien ya se había aplicado las dos dosis de la vacuna, para volver a sembrar dudas sobre la eficacia de los inmunizantes y de las mascarillas, cuyo uso censura.

"El ministro tomó las dos dosis de la Coronavac y está infectado. Vivía con la mascarilla y está infectado", declaró, en línea con su negacionismo sobre la gravedad de la crisis sanitaria.

Luego criticó a la Corte Suprema, con la que mantiene un tenso pulso desde el año pasado, por una sentencia del martes pasado a partir de la cual reconoció la autonomía de gobernadores y alcaldes para decidir sobre la vacunación de adolescentes de 12 a 17 años, cuyo beneficio pone en duda el presidente.

"Falta un comandante para eso ahí. Si fuera un comandante, sabría cómo actuar, pero no soy comandante", apuntó.

Ese dictamen judicial se produjo después de que el Ministerio de Salud cambiase por sorpresa de orientación y pasase a no recomendar la inmunización de ese grupo poblacional.

Sin embargo, en la víspera, la cartera reculó, levantó la suspensión cautelar y liberó nuevamente la vacunación contra la covid-19 de los adolescentes, sobre lo cual Bolsonaro anticipó que hablará con el ministro Queiroga.

"Aquí está la cuestión: el error es la falta de un comandante que haga valer su autoridad. Yo no puedo, quienes deciden son gobernadores y alcaldes. Es la cuestión de la vacunación. ¿Es obligatoria? ¿No es?", afirmó el líder ultraderechista, un nostálgico de la dictadura militar brasileña (1964-1985).

Asimismo, Bolsonaro reveló que la primera dama de Brasil, Michelle Bolsonaro, decidió vacunarse contra la covid-19, a diferencia de él, que asegura que no lo hará hasta que se inmunice el "último" brasileño.

Con más de 592.000 óbitos y 21,3 millones de positivos, Brasil es uno de los países más castigados por la covid-19, junto con Estados Unidos y la India.

Sin embargo, la pandemia ha amainado en los últimos meses debido al avance de la vacunación, gracias a la que ya están completamente inmunizados cerca de un 40 % de la población brasileña.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05