Interpol detiene a banquero uruguayo ante pedido de extradición de Paraguay

Montevideo, 18 oct (EFE).- Interpol detuvo este lunes en Uruguay al banquero José Peirano Basso, para ser extraditado a Paraguay, donde será juzgado por la quiebra del Banco Alemán Paraguayo, del Grupo Velox.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Así lo informó el semanario local Búsqueda, quien detalló que Peirano Basso enfrenta un juicio con los ahorristas del Fondo Mutuo Banalemán y que la detención fue ordenada el pasado viernes por la jueza Ana de Salterain, ante el riesgo de fuga del acusado.

Sin embargo, Canal 12 de Uruguay informó que el abogado del acusado, Pablo Donnángelo, presentará un documento a la Fiscalía de Paraguay para consultar si todavía están interesados en la extradición, puesto a que la deuda que se mantenía años atrás, se ha ido saldando.

En junio de 2013 la Justicia uruguaya condenó a tres de los cuatro hermanos Peirano Basso a penas de entre 6 y 9 años de prisión por la quiebra del Banco de Montevideo en el año 2002, si bien no ingresaron en prisión porque ya pasaron allí de forma preventiva entre 2002 y 2007.

Esa condena estableció que los banqueros "llevaron a cabo actos dirigidos a ocultar o hacer desaparecer total o parcialmente el patrimonio" del Banco Montevideo, transfiriendo fondos a bancos de su propiedad en las Islas Caimán y Argentina, incrementando el riesgo de quiebra de la entidad "más allá de lo razonable".

Esta estafa bancaria, de unos 800 millones de dólares, desató una crisis de confianza en el sistema financiero de Uruguay en 2002, la peor en la historia del país.

Los banqueros fueron detenidos en agosto 2002 junto con su padre Juan Peirano, quien falleció en la cárcel en el año 2003 mientras esperaba juicio, mientras que su hermano mayor, Juan Peirano Basso, huyó a los EE.UU, que lo extraditó a Uruguay en 2008 y está siendo juzgado por otro tribunal.

Además de la situación de Paraguay, en 2014 la Justicia argentina también había solicitado la extradición de José Peirano Basso por la quiebra del Banco Velox, aunque esta no podía efectuarse hasta tanto el acusado no terminara la condena en Uruguay.

Los hermanos Peirano eran los directores y propietarios del 30 % de las acciones del Grupo Peirano, mientras que su padre poseía el 70 % restante.

En Uruguay, el grupo controlaba los Bancos Montevideo y Caja Obrera, el 33 % de la administradora de fondos de previsión social Capital AFAP, BM Fondos de Inversión y la Casa de Cambios Indumex, además de múltiples negocios en centros comerciales y empresas de transportes.

En el exterior, era propietario del Trade & Commerce Bank, de las Islas de Gran Caimán, en quiebra y liquidado, y del Grupo Velox argentino. En Paraguay adquirieron en 1989 el Deutsche Bank, que pasó a denominarse Alemán, las financieras Fondos de Inversiones Guaraní, Velox Inversiones, Sociedad de Bolsa y Garantías, Planeamiento Financiero y Pensiones.

Además, también eran propietarios de empresas bancarias en Chile y Brasil, como también de cadenas de supermercados en Argentina.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05