“No es mi rey”: alerta por el acoso a republicanos en los actos por Isabel II

LONDRES. “Not my king” (No es mi rey) y “Abolish the monarchy” (Abolición de la monarquía) son algunos de los mensajes que han causado que varios manifestantes republicanos hayan sido detenidos o acosados por la Policía durante los eventos tras la muerte de Isabel II en el Reino Unido.

El rey Carlos III de Inglaterra deja la catedral de San Giles en Edimburgo, Escocia.
El rey Carlos III de Inglaterra deja la catedral de San Giles en Edimburgo, Escocia.190612+0000 PAUL ELLIS

Un vídeo donde se ve a un policía interrogando a un hombre que lleva un papel en blanco por si acaso escribe en él algo que “pueda causar ofensa” se ha vuelto viral en las redes sociales, mientras que también circula otro donde se ve a un grupo de agentes escoltando a una mujer con el eslogan de que Carlos III no es su rey.

En su página web, la organización Republic, que representa al minoritario colectivo de republicanos de este país, dice en enormes letras que la ascensión de Carlos III tras la muerte de su madre el pasado jueves “es una afronta a la democracia”.

En declaraciones a Efe este martes, su director general, Graham Smith, afirma que “no tiene ningún sentido en una sociedad democrática que Carlos sea proclamado sin debate alguno”.

El 8 de septiembre, cuando Isabel II murió a los 96 años en su castillo escocés de Balmoral, Republic publicó un solo mensaje de condolencia para la familia real, dejando las críticas para más adelante.

El 10 de septiembre, cuando su primogénito fue proclamado oficialmente en Londres, declaró no obstante que su asunción al trono por vía hereditaria "va en contra de los valores en los que creemos la mayoría de nosotros, valores como la igualdad, la responsabilidad y el Estado de derecho".

Republicanos detenidos o acosados

Desde entonces, según cuenta a Efe, “varios manifestantes republicanos han sido detenidos o acosados” por las fuerzas de seguridad en los diversos actos tras la defunción de la reina, algo que también ha sido condenado por el conocido periodista Andrew Marr, entre otras personalidades británicas.

En una entrevista con ITV, Marr tildó ayer de "escandalosa" la detención de una manifestante antimonárquica antes de la llegada del cortejo fúnebre a Edimburgo (Escocia) y opinó que "no es lo que el nuevo rey querría".

"Es un hombre inteligente y abierto de mente. Creo que le gustaría que su reinado comenzara con un debate sobre cómo encaja una monarquía constitucional en esta democracia", afirmó.

Derecho a hablar y a protestar

Un portavoz de Downing Street, residencia y despacho oficial de la primera ministra, Liz Truss, ha señalado a su vez que “por supuesto la gente tiene derecho a protestar”.

Smith ha dicho a Efe que Republic ha contactado con varios cuerpos de policía del país "para que especifiquen cuál es su protocolo de gestión de las protestas antimonárquicas", ya que la organización planea organizar varias de aquí al día de la coronación de Carlos III, que aún no se ha especificado.

"La policía, los medios de comunicación y los políticos deben comprender que la ascensión es un evento polémico y que las personas tienen derecho a hablar y a ser escuchadas", ha señalado la organización.

Smith dice que, si bien es comprensible que "la gente quiera llorar la muerte de la reina", debe haber más discusión sobre el hecho de que su hijo "haya asumido el cargo de jefe de Estado sin debate ni consentimiento".

El director de Republic argumenta que no solo el apoyo a la monarquía ha descendido en los últimos años sino que además hay una gran masa de la población que es indiferente al tema. En su opinión, todo ello debería reflejarse en la cobertura del traspaso de la Corona.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.