Suecia y Finlandia serán premiados por a MSC por su ingreso en la OTAN

BERLÍN. La Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC) premiará a Suecia y Finlandia por su “histórica” decisión de solicitar su ingreso en la OTAN y a modo de “impulso” a su proceso de integración, frente a las objeciones de Turquía.

El ministro de exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu; el secretario general de la OTAN, Jens Stolteneberg; el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan; y el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, tras la firma de un acuerdo para el acceso de los países nórdicos a OTAN.
El ministro de exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu; el secretario general de la OTAN, Jens Stolteneberg; el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan; y el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, tras la firma de un acuerdo para el acceso de los países nórdicos a OTAN.Kiko Huesca

Cargando...

“Es nuestra contribución y reconocimiento a la decisión adoptada por ambos países tras la guerra de agresión de Rusia”, indicó el presidente de la MSC, Christoph Heusgen, al presentar el informe anual de su equipo, centrado en los desafíos derivados de la invasión de Ucrania.

Durante la MSC, que se abrirá el próximo viernes en la capital bávara y se prolongará hasta el domingo, se entregará el Premio Kleist a ambos países nórdicos, que a raíz de la agresión a Ucrania rompieron con décadas de neutralidad militar para solicitar el ingreso en la OTAN.

Los dos aspirantes al ingreso estarán representados por el presidente y la primera ministra finlandeses -Sauli Niinisto y Sanna Marin- y el jefe del gobierno sueco y su antecesora en el cargo -Ulf Kristersson y Magdalena Andersson-, como expresión del amplio respaldo político en ambos países a la incorporación.

Heusgen señaló al respecto que a la MSC acudirá asimismo un “alto representante” de Turquía, aún por concretar.

Suecia y Finlandia con objeciones de Turquía

Turquía formuló ya el año pasado sus objeciones al ingreso de ambos países y especialmente a Suecia, por considerar que ese país brinda protección a militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y otras organizaciones similares, que Ankara cataloga de “terroristas”.

A esos recelos se sumaron ahora las protestas de Turquía contra acciones provocadoras y hostiles en territorio sueco, como la quema de ejemplares del Corán por parte de un ultraderechista sueco-danés.

Heusgen destacó al presentar el informe anual del MSC la amplia representación de líderes políticos de las grandes potencias, entre ellos la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el canciller alemán, Olaf Scholz.

No habrá en cambio representantes del Kremlin, confirmó Heusgen, según el cual la MSC decidió no invitar este año al ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, habitual en Múnich en anteriores ediciones.

Suecia y Finlandia frente a la agresión rusa

Tampoco ha invitado la MSC a diputados de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), partido considerado prorruso y único del espectro parlamentario alemán que no estará presente en Múnich.

El informe del MSC, una de las bases de las deliberaciones de la conferencia, está centrado en el reto que significa la agresión rusa al orden mundial posterior a la Segunda Guerra Mundial.

El documento constata que se trató de una agresión no provocada y de una guerra en la que los crímenes que se cometen no son algo colateral sino parte de la estrategia rusa.

Detrás de todo existe una narrativa revisionista impulsada por el presidente ruso, Vladímir Putin, respaldada en buena parte por China y que, según el informe, encuentra eco en parte del sur global donde hay cierto descontento con el orden internacional.

La narrativa de Putin muestra la guerra, partiendo de la idea de una victoria rusa, como el fin de un orden internacional dictado por occidente, en especial por EEUU, y como un paso hacia un orden multipolar.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...