Rusia defiende ofensiva contra Idleb para “eliminar el terrorismo en Siria”

Rusia defendió hoy en la ONU la ofensiva militar que se prepara contra la provincia siria de Idleb y aseguró que es necesaria para “eliminar el terrorismo” en el país árabe.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/33KV3HKT7RBLHK4HPI5IGHWB4I.jpg

“No podemos permitir que los terroristas usen como escudos humanos a cientos de miles de personas en Idleb. La coexistencia con el terrorismo es imposible”, dijo el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia.

El diplomático informó al Consejo de Seguridad de los resultados de la cumbre celebrada la pasada semana en Teherán por los presidentes de Rusia, Irán y Turquía para abordar la situación de Idleb, el último gran bastión opositor en Siria.

Según Nebenzia, los tres países dejaron claro su compromiso para ayudar a “eliminar el terrorismo en Siria”, poner fin al sufrimiento de los civiles y trabajar en la reconstrucción del país.

PUBLICIDAD

El representante ruso recordó que en Idleb hay “decenas de miles” de combatientes del Frente al Nusra, el Estado Islámico (EI) y otros grupos terroristas.

Nebenzia recordó que todos ellos están vinculados a Al Qaeda, una organización que la comunidad internacional combate abiertamente desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, de los que hoy se cumple el decimoséptimo aniversario.

La reunión del Consejo de Seguridad, de hecho, comenzó este martes con un minuto de silencio en memoria de las víctimas solicitado por la embajadora estadounidense, Nikki Haley.

“Es inaceptable perdonar a los terroristas”, recalcó Nebenzia, recordando que han demostrado su capacidad para golpear en “cualquier lugar del mundo”.

El diplomático pidió a todos los países con influencia en los grupos rebeldes que les urjan a separarse de las organizaciones terroristas para limitar los daños.

Además, Nebenzia acusó a países occidentales de “chantaje político” por condicionar su ayuda a la reconstrucción de Siria a un cambio de régimen.

Francia, en respuesta, insistió en que Siria no está en proceso de normalización y que la reconquista militar por parte del Gobierno de Damasco no va a “estabilizar el país”.

El representante galo, Francois Delattre, pidió por ello que se frene la ofensiva sobre Idleb y advirtió de la tragedia humanitaria que puede desencadenar.

El Reino Unido, mientras, llamó al régimen sirio y sus aliados a que respeten el alto el fuego en teoría vigente en Idleb y permitan a Turquía gestionar una salida para esa región.

En esa línea, EE.UU. acusó a Rusia e Irán de rechazar cualquier opción política y optar por una masacre.

Haley, además, se mostró completamente en contra de las solicitudes de Rusia para que la comunidad internacional comience a financiar la reconstrucción en Siria.

“Sería absurdo que Estados Unidos y otros países considerasen las demandas de Rusia y sus aliados para financiar la reconstrucción en siria mientras aviones rusos destrozan Idleb”, recalcó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD