Ministro de Agricultura

El Ministerio de Agricultura y Ganadería es sumamente importante para los intereses del país como para ser manejado por un improvisado. Allí debe estar una persona con la suficiente capacidad y solvencia, preferentemente con formación en instituciones académicas del sector. Tiene que tener patriotismo y decisión para acompañar a los productores en mejorar y aumentar rápidamente la producción agrícola ganadera.

Los cientos de funcionarios con que hoy cuenta el ministerio en su sede central de Asunción necesariamente tienen que ser tras- ladados a las distintas oficinas del interior con que hoy cuenta el ente. Tienen que estar cerca de los productores, para asesorarlos, guiarlos, enseñarles las nuevas técnicas agrícolas.

Por ejemplo, es fundamental que nuestros productores conozcan de las ventajas que se obtienen al realizar la siembra directa. Los productores de los países vecinos las están utilizando con mucho éxito.

Es la innovación que ha permitido a la agricultura crecer enormemente en los últimos años. Con este sistema se abaratan los costos de producción, evita la erosión del suelo, se atenúa considerablemente el impacto ambiental. Hay que enseñar también sobre la rotación de los productos y fechas propicias para la siembra. Con todo lo expuesto se ve la importancia de la labor de los técnicos del ministerio y por qué deben estar en el interior.

PUBLICIDAD

El país, en estos momentos, está pasando por una crisis económica que se está agravando. Esto debido a que se viene utilizando desde siempre un método que no resulta adecuado. El país no es viable si sigue utilizando casi todos sus ingresos para pagar gastos rígidos, nunca jamás podrá progresar ni satisfacer las necesidades de los ciudadanos en materia de salud, educación y seguridad.

El gobierno está obligado a reducir los gastos superfluos, tiene que practicar una política de austeridad y terminar con los derroches. Tiene que rediseñar una nueva política basada en el desarrollo y en los recursos con que se disponen, que son la producción agrícola y la ganadería. Se debe comenzar a potenciar y dinamizar las actividades del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Debe implementarse una política agresiva para atraer inversores, fomentar, acompañar y agilizar la creación en todo el país de plantas industriales de la agroindustria. Ya no debemos darnos el lujo de exportar productos sin procesar. Debemos imitar a la China Continental que logró en 70 años su desarrollo integral convirtiéndose en la actualidad en la segunda potencia mundial, y lo logró con apertura económica a las inversiones extranjeras, privatizando miles de empresas estatales deficitarias, y asociando a otras a capitales extranjeros. Ese es el camino.

PUBLICIDAD

Silvio Parra

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD