Lucraron con la tercera edad ¿Qué te hace pensar que un árbol les va a interesar?

Hace cuestión de días veíamos a los ciudadanos roquealonseños observar cómo los políticos hacían alardes de JUSTICIA con relación a la tala de un árbol que en verdad este no tiene la culpa de haber crecido y menos de ser plantado justamente en una ciudad donde campea lo irracional, lo atentatorio a los derechos de terceros, a la dignidad y sobre todo al medio ambiente so pretexto de quitar réditos políticos.

aves sobre un árbol
Archivo, ABC Color

En una cultura política en que la hipocresía es más subliminal que los propios derechos del medio ambiente, diferentes ciudadanos se hicieron eco de la situación del árbol de mango de más de 30 años, que pretende ser talado, a fin de hacer justicia, pero estos grandes personajes llamados políticos se olvidaron del medio ambiente de la ciudad hace tiempo.

Pese a ello estos políticos hacen creer hasta el más torpe, que existirá JUSTICIA para un “árbol de unos 30 años de antigüedad”. Lo irónico del caso es que hoy por hoy, los que más están preocupados son representantes del municipio roquealonseño, creando vídeos comunitarios.

La pregunta racional sería, ¿qué hicieron durante estos últimos 4 años de gobierno aquellos políticos que hoy son “Caifás” en aquellas bancas dentro del municipio? También se olvidaron de hacer justicia en la rendición de cuentas; en las ventas ilegales de inmuebles de patrimonios municipales; en varias inconductas; en la falta de pagos a funcionarios municipales; en el arreglo de calles y avenidas; en la transparencia en la compra y entrega de kits de alimentos; en el planillerismo en filas de la institución; en las muchas denuncias por acoso y violencia contra la mujer por parte de viles concejales, entre otros. Deberíamos agradecer a esta pandemia porque nos está enseñando a observar mejor y conocer mejor a los políticos locales. Entonces pregunto: “¿qué interés tendrían en salvar a un árbol? si hasta de las tarjetas de la tercera edad se apropiaron para cobros indebidos y en forma criminal.

Hugo Palacios Fernández

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD