Sigue el baile

Los ministros Eugenio Jiménez Rolón, Luis María Benítez Riera, Gladys Bareiro de Módica, Miryam Peña, Antonio Fretes y César Garay Zuccolillo, acompañaron con sus votos el pacto político orquestado por los sectores “Llano & Añetete”, para ubicar a la abogada Lorena Segovia como defensora general.

La ministra de la Defensoría Pública, Lorena Segovia, en menos de un mes de asumir la titularidad de la institución, como buena liberal del sector llanista, solicitó el comisionamiento de Analy Valiente (esposa del exsenador Dionisio Amarilla) de la Contraloría a la Defensoría Pública para continuar con las mismas componendas políticas inescrupulosas.

La prueba de fuego para iniciar el proceso de la independencia del Poder Judicial estuvo en las manos de OCHO (8) miembros de la máxima instancia judicial, pero SEIS (6) ministros decidieron desafiar a la ciudadanía harta de los “pactos políticos”, para congraciarse con los enemigos de nuestra democracia.

PUBLICIDAD

Pero sinceramente, el voto que más nos dolió fue del novel ministro Eugenio Jiménez que prefirió acomodarse del lado de los antiguos ministros que simbolizan la mala calidad de justicia y responsables directos de la IMPUNIDAD galopante que está liquidando nuestra frágil democracia; y del lado de una clase política que sigue pergeñando estrategias para someter al Poder Judicial bajo su sombra.

Aplausos para los ministros Manuel Ramírez Candia y Alberto Martínez que no se dejaron manipular por una clase política en extinción. ¡Un país sin justicia es un país que no tiene paz!

Esther Roa

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD