La cruzada del hijo

El Dr. Rogelio Goiburú es mucho más que la cabeza de una institución, sino es el espíritu de un grupo de personas que perdieron a sus padres, hijos o hermanos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PLRSEWMR25H43CKSREEJ7QSDCU.jpg

Cargando...

Rogelio Goiburú perdió a su papá, Agustín, en 1977. Es todo lo que sabe. Ni la fecha, ni el día. Cada vez que, desde el 2009, se encuentran restos óseos, espera que entre ellos se encuentren los de su padre. Hasta hoy en todo el país se encontraron los de 23 personas; 15 dentro de la Agrupación Especializada. Y ninguno es del doctor Agustín Goiburú.

“La verdad es que cuando encontramos restos comienzan las llamadas. Mucha gente busca sus hermanos o a sus padres. Padres que buscan sus hijos casi ya no hay, porque van muriendo. Aunque hay una señora de 90 años que dice que no se va a morir hasta que se encuentren los restos de su hijo, que estaba en el cuartel”, dijo el doctor, hoy encargado de la Dirección de Memoria Histórica.

Agustín Goiburú fue dirigente del Movimiento Popular Colorado (Mopoco) y encarcelado en la comisaría 7ma de Asunción. No era la primera vez que fue secuestrado o encarcelado. Su pecado fue denunciar los hechos de tortura del stronismo.

Pero Goiburú huyó a la Argentina, en donde fue encontrado dentro del Operativo Cóndor y traído, presuntamente, a Asunción. Desde 1977 está desaparecido.

Los ‘Archivos del Terror’, hallados a comienzos de los años 90, cuentan que Goiburú era seguido constantemente por la policía stronista.

Rogelio, su hijo, cuenta hoy con el testimonio de las personas que enterraron a su padre. Cree que fue llevado hasta la Agrupación.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...