Atacan una estancia en Amambay y asesinan a un capataz brasileño

Osvaldo Villalba Ayala, líder del criminal EPP, supuestamente atacó junto a una veintena de personas una estancia en la zona de Araroké, departamento de Amambay, y asesinó a un capataz brasileño. Los criminales dejaron un panfleto en que se autodenominaron “Brigada indígena contra matones de estancia”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2ROGGEDPTJGNRO623JD4VLPPDI.jpg
Foto ilustrativa.

Un capataz de la estancia Ñandu’i, ubicada en la localidad de Araroké, departamento de Amambay, fue asesinado anoche por criminales del EPP. Se trata de Avelino Camargo. La información fue confirmada por el Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) mediante un comunicado este martes.

Camargo sería el administrador de la estancia, de acuerdo el boletín difundido a través de los medios de comunicación. Testigos del hecho identificaron a Osvaldo Villalba, líder del EPP, como uno de los atacantes. Sin embargo, estos dejaron un panfleto en que se identificaron como “Brigada indígena contra matones de estancia”.

Esto ocurrió cerca de las 22:00 del lunes, pero las fuerzas de seguridad recién pudieron asegurar el área a las 00:50 del martes, detalló el boletín. Los criminales quemaron el galpón, el taller, la casa de los patrones, de los peones, un tractocamión Scania, tres tractores con implementos agrícolas y dos camionetas doble cabina.

PUBLICIDAD

“El grupo criminal estaría conformado por 20 hombres aproximadamente (varios con rasgos indígenas), uniformados con vestuario camuflado, portando armas largas y cortas. Los mismos manifestaron que llegaron al lugar solo para ajusticiar al administrador”, detalló el comunicado de CODI.

Finalmente, el comunicado detalló que los delincuentes se llevaron varios objetos y víveres del sitio, por lo que saquearon el lugar. Fueron notificados tanto la Fiscalía como el Departamento de Criminalística de la Policía.

Luis Apesteguía, vocero de la FTC, dijo en conversación con radio ABC Cardinal 730AM que al momento del ataque había 17 personas que vivían en la estancia, entre peones, mujeres y niños. Detalló que la comitiva fiscal-policial aún no está en la zona y que el traslado de esta se hará vía aérea cuando las condiciones lo permitan.

Opinó que, pese a estos hechos, están haciendo un buen trabajo. “Si es que no hacemos un buen trabajo, ellos van a hacer más. Consideramos que estamos trabajando de forma correcta (...) Es una carrera de resistencia, pero estamos creciendo, estamos mejorando nuestras capacidades. Más pronto que tarde tendremos una respuesta contundente”, concluyó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD