Bolivia combate con megaavión y Paraguay lucha con la buena voluntad de 16 bomberos

Mientras el país vecino combate los incendios forestales con uno de los aviones más grandes del mundo, en nuestro país los bomberos voluntarios deben batallar hasta para conseguir permiso en sus trabajos ya que la labor de combatientes del fuego es voluntaria y ad honorem, lamentó el capitán Gustavo Viera, del CBVP. Proponen que militares colaboren.

Supertanker ya sofoca el fuego en Bolivia.
El SuperTanker ya sofoca el fuego en Bolivia, mientras en el Paraguay escasos bomberos deben hacen un sobrehumano esfuerzo para evitar avance de las llamas.Periódico el Ambientalista de Bolivia.

Viera, comandante de Unidad Forestal de Intervención Rápida del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP) destacó en comunicación con ABC Cardinal que incluso pese a las carencias, se logró salvar el 40% de los bosques amenazados por las llamas en la zona de Bahía Negra, Chaco Paraguayo. No obstante, lamenta la situación regional, ya que “prácticamente” toda Sudamérica “está en llamas”. Solo en Paraguay existen 1.723 focos de grandes incendios activos.

Lea más: Atentos a cambio de viento que podría reavivar llamas en el Chaco

“Sería ideal que contáramos por lo menos con una aeronave (hidrante) de esas acá (...), pero con lo que contamos actualmente es con bomberos voluntarios que tienen que pedir permiso de sus actividades laborales diarias, en las cuales muchas veces, en un 99,9%, el patrón no le da permiso porque, rentablemente, a la empresa no le beneficia enviar a alguien a combatir un incendio", indicó el capitán del CBVP.

PUBLICIDAD

Estas limitaciones son reales, ya que mientras Bolivia envía dos enormes aviones a combatir el fuego, aquí apenas pudieron ir 16 bomberos forestales especializados a tratar de evitar que el fuego pase desde el vecino país.

“Nosotros tenemos 1.800 bomberos forestales capacitados, (...), de los cuales hoy 16 fueron a la frontera, y los demás están repartidos en el país en sus respectivas compañías, combatiendo también los incendios forestales en su zona”, indicó Viera, que no obstante insistió en que la principal limitación es de índole laboral.

“Lo ideal sería mandar al Ejército, ya que ellos cobran, es decir, están en su actividad laboral diaria, y una de las obligaciones de ellos es proteger el suelo paraguayo, y una de las formas de proteger es evitar que el fuego llegue”, consideró como alternativa.

El capitán de bomberos indicó que nuestro país ni siquiera necesita un avión tan grande como el que contrató el Gobierno de Bolivia. Con un modelo de menor capacidad creen que sería suficiente para combatir efectivamente en suelo paraguayo.

“Un avión de esa capacidad (como el SuperTanker, adaptación de un Boeing 747), para nosotros, no; pero un avión como el Canadair, que es de 8.000 a 12.000 litros de agua, esos aviones hidrantes amarillos que hacen vuelos rasantes sobre la superficie del agua, carga y se va y descarga de acuerdo a lo que el jefe de la cuadrilla de bomberos solicita, sí", indicó entre las especificaciones de acuerdo a la necesidad em nuestro país.

“Eso garantiza, uno, el ahorro de trabajo de mucha gente en la zona de incendio, porque descargar 8.000 litros de agua equivale a aproximadamente 1,5 km. a 2 km de derrame de agua sobre el frente de fuego o sobre la parte aún no quemada para que aumente la humedad ahí, y los bomberos puedan combatir el frente”, agregó sobre la utilidad de estos aviones.

Los equipos con los que se cuentan actualmente tienen más de 10 años de uso solo en nuestro país, y fueron conseguidos mediante la solidaridad de agencias internacionales. “Contamos con las herramientas forestales que fueron donadas por la USAID en el 2007, después del incendio grande en San Pedro, y bueno, esas son las herramientas con que disponemos, que son las herramientas específicas para incendios forestales, más una Bambi Bucket (bolsa de agua) que tiene una capacidad de 800 litros de agua para ir derramando. Sería un balde de 800 litros que va colgado del helicóptero. Eso va, carga el agua, va y derrama sobre el incendio”, detalló.

Miles de focos de incendio y en su mayoría son intencionales

“Viendo el mapa sudamericano que nos envían de los focos de incendio, prácticamente toda América del Sur está en llamas”, lamentó el capitán Viera, quien agregó que solamente en nuestro país hay “1723 focos en todo el territorio nacional” que superan los 25 metros cuadrados de extensión.

Focos de incendio con más de 100 metros cuadrados cada uno en el Paraguay y en la región.

Gracias a Dios, al menos se llegó a controlar el incendio; lastimosamente, un total de 60% de este ecosistema se quemó, y 40% se logró a salvar. Ojalá no se originen nuevos incendios en esa zona específicamente.

El incendio que afectó “la zona de Bahía Negra pasó de Mato Grosso (Brasil) al Paraguay, y era quema de pastizales. Zona ganadera. Todos los incendios forestales son iniciados en un 99% por quema de pastizales”, reprochó, ya que esto también implica que son causas evitables.

“Se espera que no pase el incendio que está viniendo de Bolivia hasta Fuerte Olimpo y el cerro Chovoreca; ahí hay peligro de que pase, porque es zona muy caliente”, alertó sobre la principal preocupación para nuestro país. Agregó que ya se están construyendo defensas y se realizan quemas controladas realizar cortes para el fuego.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD