Asesinó por celos a su expareja y lo condenaron a 35 años de cárcel

VILLARRICA. Un tribunal condenó a 35 años de cárcel a un joven de 19 años tras hallarse culpable del feminicidio de su expareja de 15 años de edad, a quien asesinó por celos. El hecho ocurrió en diciembre del año pasado.

José Miguel Baeza, condenado.
José Miguel Baeza, condenado.Carlos Ávalos, ABC color.

El tribunal de sentencia conformado por los jueces Nancy Roa (presidente), Luis Giménez Sánchez Élida Bogado condenó al joven José Miguel Baeza (19) a 30 años de pena privativa de libertad y aplicó 5 años más como medida de seguridad, tras comprobarse que mató de tres puñaladas, con arma blanca, a su expareja sentimental Iris Celeste Paiva (15), en el patio de su propia vivienda.

La presidenta del Tribunal, jueza Nancy Roa, fundamentó que se pudo comprobar perfectamente la autoría de Baeza en el crimen gracias a las pruebas de imágenes y acústicas (circuito cerrado), cruce de llamadas y la declaración de la testigo presencial del hecho, Luján Paiva (hermana de la víctima), quien se encontraba con ella en ese momento, por lo que se le otorgó la pena máxima de 30 años de cárcel.

Asimismo, explicó que el propio acusado, Baeza, confesó haber matado a su expareja por celos; sin embargo, no demostró arrepentimiento y, además, luego del crimen también seguía amenazando a la familia, indicó que a eso se le sumaron los informes psicológicos y psiquiátricos, los cuales arrojaron como resultado que el mismo es una persona peligrosa.

PUBLICIDAD

Luján Paiva, hermana de la víctima, indicó que toda la familia está satisfecha con la condena ejemplar que le fue aplicada al autor, sin embargo eso no le devolverá a su pequeña hermana.

Por otro lado, la abogada defensora de José Miguel, Lizzi Bogado, anunció que estarían presentando un recurso de apelación contra la sentencia condenatoria alegando que merecía una condena menor “por haber confesado el hecho”.

Antecedentes

PUBLICIDAD

Según el relato fáctico, Iris Paiva y José Miguel Baeza habían mantenido una relación amorosa que duró menos de dos meses, justamente porque el hoy acusado era agresivo y posiblemente adicto a estupefacientes, razón por la cual Iris lo había abandonado; sin embargo, Baeza la coaccionaba constantemente y la amenazaba de muerte en caso de que no volviera con él.

Finalmente, el feminicidio ocurrió a las 12:00 horas, aproximadamente, del día 13 de diciembre de 2018, cuando Iris Paiva se encontraba en el patio de su casa compartiendo una ronda de tereré con su hermana Luján (en ese entonces embarazada), y llegó hasta el lugar Baeza a bordo de una motocicleta, guiada por otra persona, y sin mediar palabras atacó a la menor aplicándole dos puñaladas en la espalda y otra en el cuello; cuando estaba por asestarle la cuarta puñalada, la hermana embarazada lo estiró del brazo, ambos cayeron al suelo y posteriormente Miguel Baeza se dio a la fuga.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD