Falleció Abraham Fehr padre

Abraham Fehr, padre del colono menonita secuestrado el 8 de agosto de 2015 y cuyos restos fueron hallados el 11 de enero de 2018, falleció este viernes a los 68 años a consecuencia de una enfermedad, comunicaron sus familiares y miembros de la comunidad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BJAOA3BCRRF2POBZKBIFGMOEAQ.jpg

Los miembros de la familia Fehr comunicaron este viernes el deceso de Abraham Fehr padre, jefe del hogar que había sido víctima de mucho sufrimiento luego de que uno de sus miembros, Abraham Fehr hijo, fuera secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el 8 de agosto de 2015.

Toda la colonia Manitoba se une en un mismo sentir con la familia Fehr, que ahora necesitará más que nunca de contención y apoyo, pues con el jefe de hogar fallecido enfrentan numerosas deudas.

Además, los demás pobladores, incluso los no menonitas, se han unido más a raíz de todos los lamentables hechos que han tenido que enfrentar. A través de la organización Unidos por la Paz, se ha generado una mayor apertura y amistad entre colonos menonitas y demás pobladores, quienes mantienen buenas relaciones y se apoyan mutuamente.

PUBLICIDAD

Luego de casi tres años, el 11 de enero del 2018, fueron hallados unos restos óseos en una fosa, y tras los estudios forenses se confirmó que se trataba de los restos de Abraham Fehr.

A través de los medios de comunicación, la familia pidió encarecidamente a los captores que les dieran a conocer la fecha de fallecimiento del colono de 38 años, y luego de un tiempo les comunicaron que Abraham había muerto el 14 de agosto de 2015, a las 18:00, es decir, apenas seis días luego de ser secuestrado.

En ese entonces, don Abrahán Fehr padre había agradecido a los del grupo criminal por enviarles el mensaje que les habían pedido, a través de los colonos menonitas Bernhard Blatz y Franz Hiebert, quienes fueron liberados el 5 de febrero de 2018.

PUBLICIDAD

“Quiero agradecer por este medio, como habíamos pedido la fecha y nos trajeron. Por ello, el agradecimiento”, había dicho el colono, quien sufrió la desaparición de su hijo por 888 días, hasta que se confirmó el hallazgo de los restos.

La familia Fehr, que conserva la antigua cultura menonita y cuyos miembros no hablan el idioma español, en algunos casos tuvo que enfrentar no solo el dolor de la desaparición de uno de sus miembros, sino también las trampas de avivados que les llegaron a quitar US$ 100.000 como supuesto “pago para la liberación” de Abraham hijo. El EPP nunca dio una prueba de vida en este secuestro.

Abraham Fehr tenía 35 años cuando fue tomado por sus captores junto a dos hijos menores y un ayudante, cuando se encontraban cosechando maíz en una estancia arrendada de la familia Soljancic, en Tacuatí.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD