Docentes celebran su día entregando alimentos a familias carenciadas

El día en el que normalmente son agasajados y reciben obsequios de sus alumnos tiene un giro radical este año. Alejados de los estudiantes, los docentes de la escuela Divino Maestro, de la ciudad de Ñemby, decidieron celebrar su día entregando alimentos a las familias que más los necesitan en este difícil momento.

Los docentes en su día, dieron una mano a las familias más necesitadas.
Los docentes, en su día, dieron una mano a las familias más necesitadas.Lorena Aponte, ABC Color

Cada 30 de abril es muy esperado por los profesores de todo el país. Ese día, los niños van emocionados a la escuela con su regalito, dispuestos a agasajarlos y agradecerles por las enseñanzas de todo el año.

Pero este año la situación es muy diferente para los maestros. Quienes por alguna razón particular fueron hoy a la escuela se encontraron con aulas vacías, que los llenaron de añoranza e incluso de algunas lágrimas.

Mientras, desde sus casas, son muchos los alumnos que junto a sus familias no la están pasando nada fácil.

Ese vaso de leche y esa porción de alimento sólido que les llenaba la panza cada mañana, hoy, con ausencia de clases, ya no está disponible.

Porque “la excusa” para obtener el desayuno, las clases, hoy no se dan. Pero el hambre, que no perdona un solo día, sigue haciéndose sentir cuando el estómago ruge en casa.

Lea: Docentes enfrentan el desafío de la tecnología para enseñar

Una mano solidaria

En esto pensaron los profesores del colegio Divino Maestro durante una reunión virtual que mantuvieron con el director de la institución, Mario Rolón, y en la que decidieron celebrar su día esta vez de una forma diferente. Esta vez no quisieron flores, un nuevo cepillo de pelo o un bonito bolígrafo. Esta vez quisieron ser ellos los encargados de dar, en medio de la carencia, a las familias que menos tienen.

Ante la nula asistencia de la Gobernación del departamento Central y del Municipio de Ñemby, el plantel directivo y docente de la Escuela Divino Maestro puso manos a la obra y este 30 de abril entregaron kits de alimentos a más de 200 familias de los niños que estudian en sus aulas. La institución tiene 662 alumnos matriculados, de los cuales se realizó una clasificación para la entrega de los víveres a las familias más carenciadas. Los alimentos los obtuvieron a través de la generosa donación de docentes, padres y comercios de la comunidad.

Lea más: Maestros indígenas elaboran cuadernillos para alumnos

En la distancia

Hoy fue el gran día, pero, lastimosamente, aún no pudieron encontrarse cara a cara con sus alumnos. Mientras los chicos quedaron en la casa, protegidos de la circulación viral, los padres acudieron a retirar los kits.

Algunos chicos, al saber que sus padres irían a la escuela a ver a su maestra, no perdieron la oportunidad de hacer llegar sus regalos a través de sus papás.

Fue el caso de un niño que escribió a su maestra una emotiva carta acompañada de una plantita. Esta mañana, ante los medios de prensa presentes, la profe Gladys Ruiz Díaz, del 5° grado, derramó unas lágrimas al leer la cartita, donde desde la distancia su alumnito le agradecía por las clases dadas, le recordaba cuánto la quería y le pedía perdón por no estar con ella en su día.

Ignorados por la Gobernación

El director Mario Rolón, por su parte, dijo que con esto buscan colaborar, teniendo en cuenta que muchas de las escuelas que, en teoría, son beneficiadas con el programa de alimentación escolar no han recibido ningún aporte de la Gobernación.

Más info: Festejo diferente del Día del Maestro

“Nosotros, los directores, muchas veces somos vilipendiados por supuestamente no gestionar, no movernos para conseguir los kits alimentarios, pero eso no depende de nosotros. Es un tema delicado, pero las autoridades no nos están dando la ayuda”, lamentó.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.