Mario Abdo decreta censo nacional para el año 2022 tras el fiasco de 2012

El Gobierno nacional dispuso, a través del Decreto N° 3.620, la realización de un censo de población y viviendas en el año 2022, tras el fiasco del llevado a cabo en 2012. El mes y día serán fijados próximamente por ley.

¿Cuántos somos y cómo vivimos? Una década después del gran fiasco del 2012, el Estado volverá a censar a la población paraguaya en el 2022.
¿Cuántos somos y cómo vivimos? Una década después del gran fiasco del 2012, el Estado volverá a censar a la población paraguaya en el 2022.Javier-Cristaldo

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, dispuso la realización del Censo Nacional de Población y Viviendas para el año 2022. La Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC), de la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP), se encargará de la realización del operativo. A la vez, se creó también la Comisión Nacional del Censo.

Lea más: El censo que no pudo ser

El decreto fue firmado por Abdo el pasado 25 del corriente y establece que la Comisión Nacional del Censo tendrá como función la coordinación programática entre los organismos y entidades del Estado (OEE), gobernaciones, municipalidades y la parte paraguaya de las Entidades Binacionales, a fin de que estas presten la colaboración y el apoyo necesarios para la realización de las actividades precensales, censales y poscensales, facilitando el personal y los recursos materiales que en cada etapa se requieran, según el documento.

El fiasco de 2012

En nuestro país, el último censo nacional se llevó a cabo en 2012, durante el gobierno de Fernando Lugo. Este estudio nunca terminó, a pesar del beneficio de la tecnología. Este censo tuvo una cobertura de solo el 76,3%, cuando -de acuerdo a los estándares internacionales- el censo poblacional de un país debe tener una cobertura de al menos el 90% para que pueda ser válido.

Lea más: “No está de acuerdo” con resultado de sumario

Este censo no tiene valor cuantitativamente, aunque sí cualitativamente, porque tuvo 71 preguntas que la ciudadanía debía responder.

Para llevarse a cabo, se solicitó un préstamo de US$ 12.500.000 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Estado paraguayo aportó US$ 5.500.000. En total, el estudio fue presupuestado en US$ 18.000.000.

Las sanciones que recibieron los responsables de dicho censo fueron duramente cuestionadas debido a que fueron consideradas muy leves, teniendo en cuenta la gravedad del hecho.

Lea también: Hicieron figurar falsos datos en Censo del 2012

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD