El censo que no pudo ser

[INFOGRAFÍA] Hace casi dos años nuestro país impulsaba y ponía en marcha un nuevo censo poblacional, tras el de 2002. Este estudio nunca terminó, a pesar del beneficio de la tecnología. Las nuevas autoridades quieren reencauzar el fallido conteo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3YCZY2VVTFBXXAQB2GKUEAQ4CI.jpg

De acuerdo a los estándares internacionales, el censo poblacional de un país debe tener una cobertura de al menos 90% para que pueda ser válido. El realizado en el año 2012 solo alcanzó el 76,3%. Es por ello que ni siquiera sirve cuantitativamente, aunque sí cualitativamente, pues tenía un total de 71 preguntas que los encuestados debieron responder.

ABC Color conversó con María Elizabeth Barrios, actual titular de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC), quien explicó a este diario que lo que ahora se quiere hacer es un censo abreviado, de unas 20 preguntas, que abarcará todo el territorio paraguayo, en 2014 ó 2015. ¿De qué depende que se haga? Del dinero que el Estado pueda dar para completar el censo.

Barrios es prudente al decir en la conversación que el censo de 2012 “tuvo una cobertura que no fue completa”. Entonces, lo decimos nosotros: ese censo fue un desastre. Desde conflictos por el pago a los censistas hasta el extravío de equipos de los encuestadores, que habían sido prestados por un instituto del Brasil.

PUBLICIDAD

Es más, varios de estos equipos de realización del censo eran ofertados a través de las páginas de internet de clasificados por los entonces furiosos censistas a quienes no se les pagaba.

Barrios afirma que gran parte de esa deuda con los censistas ya fue saldada. El “fardo” fue recibido por el nuevo gobierno de Horacio Cartes y la Secretaría Técnica de Planificación (STP) se encargó de tratar de ordenar el desastre.

Existió incluso la versión de que el censo no era válido en lo referente a las preguntas. La directora de la DGEEC niega esto y dijo que los resultados son muy buenos e “incluso aprobados por supervisión externa”.

“Estamos trabajando en el procesamiento de los datos de 2012 (…) Todos los indicadores estamos trabajándolos para tener una base de datos lo más completa posible en base a la cobertura lograda”, manifestó la autoridad en una conversación telefónica.

El nuevo cuestionario del censo que se hará -o al menos se pretende hacer- entre el presente y el siguiente año tendrá 20 preguntas. Cincuenta y una preguntas menos que el censo de 2012.

“Como lo habíamos anunciado el año pasado, pretendemos realizar un censo. Le llamamos censo abreviado porque tendría un cuestionario más reducido en preguntas. Ese censo abreviado tendría una cobertura nacional y estamos trabajando en la parte preparatoria de ese censo”, contó Barrios.

¿Pero cuál será el censo que valdrá al hacerse el abreviado? ¿El de 2012 o el de 2014/2015? La respuesta es el primero. Otro censo poblacional se deberá hacer en el Paraguay en el año 2022.

Para llevar a cabo el censo de 2012 se hizo un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de US$ 12.500.000 y el Tesoro aportó US$ 5.500.000. De esos US$ 18 millones, US$ 7 millones en 2012 y US$ 2.800.000 el año pasado. Sobra, del total, US$ 8.200.000 para financiar parte de este censo abreviado.

Así pues, solo queda esperar para saber oficialmente cuántos somos. Podemos estimar que hay siete millones de paraguayos, pero no hay dato certero hasta ahora.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD