Allanamientos sin éxito en busca de los captores del colono brasileño de Tavaí

SAN JUAN NEPOMUCENO. Infructuosos fueron los allanamientos de cuatro viviendas en Tavaí en busca de los supuestos captores del colono de origen brasileño Luis Carlos Tamiozzo (61), quien fue llevado a la fuerza de su finca, ubicada en la colonia Oro Verde, entre Tavaí y Raúl Peña, Alto Paraná, por tres personas enmascaradas, el pasado sábado 13 de junio.

Reinaldo Noldin Cáceres, buscado por el secuestro del colono brasileño.
Reinaldo Noldin Cáceres, buscado por el secuestro del colono brasileño.

Los captores exigieron al principio al colono la suma de US$ 50.000 a cambio de su vida.

Según los datos oficiales, los investigadores identificaron a dos de los tres supuestos secuestradores. Se trata de Reinaldo Noldin Cáceres y César Ramón Acosta, quienes no fueron ubicados. Según los datos, los mencionados junto con otra persona tienen al brasileño Luis Carlos Tamiozzo secuestrado en un monte de la zona donde fue ubicada la camioneta del colono, en la serranía de San Rafael. El tercer integrante de la banda es un joven de 18 años que también es oriundo de Tavaí, quien también desapareció de la zona.

Según el informe policial, tres de las viviendas allanadas en la fecha están ubicadas en el asentamiento 8 de Diciembre, que se encuentra en la periferia de la ciudad de Tavaí, mientras que la cuarta casa allanada, donde funciona un bar, está en el barrio San Roque. En este lugar, los sospechosos se habrían reunido para programar el rapto.

Durante el procedimiento fueron incautadas dos motocicletas, una escopeta de fabricación artesanal, aparatos celulares, documentos varios y varias “sim card”.

Los allanamientos estuvieron encabezados por la fiscala antisecuestros, Zunilda Ocampo, y el fiscal de San Juan Nepomuceno, Carlos Mercado, mediante autorización firmada por la jueza Blanca Corina Paiva, de la ciudad de Caazapá.

Según datos, los secuestradores tienen antecedentes por diferentes delitos, como ser abigeato, e inclusive uno de ellos habría estado preso en Brasil por tráfico de droga.

Los mismos permanecen en el área de la serranía de San Rafael, ubicada en zona de la compañía Toro Blanco, y están recibiendo apoyo de lugareños, inclusive de indígenas, quienes dominan el territorio donde están escondidos los secuestradores con el colono plagiado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD