Alcides Oviedo, Carmen Villalba y Aldo Meza, condenados a 23, 17 y 19 años de cárcel

El Tribunal de Sentencia condenó a tres líderes de la banda criminal EPP por tentativa de homicidio doloso: Alcides Oviedo Brítez, a 23 años de cárcel; Carmen Villalba, a 17 años, y Aldo Meza, a 19 años. Todos fueron hallados culpables de atentar contra la vida de tres policías en julio de 2004.

Dictan sentencia para líderes del EPP: Alcides Oviedo Brítez, Carmen Villalba y Aldo Meza.
Dictan sentencia para líderes del EPP: Alcides Oviedo Brítez, Carmen Villalba y Aldo Meza.Fernando Altamirano, ABC Color

Los tres cabecillas de la banda delictiva EPP fueron condenados en la fecha tras ser hallados culpables de intentar asesinar al comisario principal Merardo Palacios y a los oficiales Francisco López y Alberto Barboza cuando, el 2 de julio de 2004, los criminales trataron de fugarse y lanzaron una granada, además de efectuar varios disparos contra los policiales, en la urbanización Capilla del Monte de la ciudad de Ñemby.

Lea más: Declaran culpables de tentativa de homicidio doloso a líderes del EPP

El Tribunal decidió que Alcides Oviedo Brítez sea sentenciado a 23 años de cárcel; Carmen Villalba, a 17 años, y Aldo Meza, a 19 años. No obstante, no aplicaron las medidas de seguridad requeridas por la Fiscalía, informó el periodista de ABC, Carlos Ortega.

El Ministerio Público había solicitado 25 años de prisión para cada uno, además de otros 10 años de medidas de seguridad, por lo que la suma de estas dos cifras significaban un total de 35 años de cárcel.

PUBLICIDAD

En ese contexto, el fiscal del caso, Federico Delfino, dijo que “objetivamente se hizo justicia” y afirmó estar bastante conforme con las elevadas penas. Asimismo, comentó que el lunes que viene va a tener una copia de la sentencia y tras leer los fundamentos decidirá si la Fiscalía apelará o no la decisión del Tribunal de no imponer medidas de seguridad para los condenados.

Cabe recordar que inicialmente los fiscales Federico Delfino, Irene Álvarez y Osmar Legal imputaron a los tres por resistencia, pero la causa fue archivada, incluso estuvo a punto de la prescripción, pero el Ministerio Público decidió cambiar la carátula y presentó la acusación por homicidio doloso en grado de tentativa.

Otras condenas

Alcides Oviedo guarda reclusión Agrupación Especializada por el secuestro de María Edith y fue condenado a 40 años de prisión por ser autor intelectual del secuestro de Arlan Fick, registrado el 2 de abril de 2014, en Paso Tuja. En este caso se dieron 30 años de condena más diez años de medidas de seguridad.

PUBLICIDAD

Nota relacionada: Confirman condena para Oviedo Brítez

Además Aldo Meza también está privado de su libertad en el mismo sitio, por el secuestro de María Edith Bordón.

Por su parte, Carmen Villalba se encuentra en el Buen Pastor, la cárcel destinada a mujeres, desde donde presenció el juicio de manera virtual. La misma fue ya también condenada por el secuestro de María Edith Bordón, razón por la que sigue en prisión. Además cuenta con otra condena de siete años por toma de rehén en el Buen Pastor en el 2007, la cual ya cumplió. Los tres ya habían sido condenados a 15 años de cárcel, más tres años de medidas de seguridad por el secuestro de María Edith Bordón, perpetrado en noviembre de 2001.

Para abogado, se deben sumar las penas

Para el abogado, José Ignacio González Macchi, lo correcto y lo que el diseño original del código de procedimiento penales establecía era que en caso de hechos punibles cometidos de forma reiterada en diversas oportunidades, cada tribunal sentenciador final, se debe hacer cargo de hacer el computo que complemento a los hechos anteriores.

“Lo que creo que hicieron los jueces de este Tribunal en este caso fue dejar librado al juez de ejecución penal, que no está mal, la ley lo permite. Para mí, lo correcto hubiese sido que este tribunal, haya dictado sentencia, diciendo que en esta causa, estas personas tienen tantas penas, hacen cuarto intermedio, piden informes de cuánto tiempo estuvieron privados de libertad y sacan una sentencia donde digan que esto se debe sumar a los casos que ya están siendo ejecutados, por lo tanto deberían cumplirlo en tanto tiempo”, explicó.

“En nuestro sistema se suman las penas, pero nunca deben sobrepasar los 30 años que es la pena máxima establecida. Tampoco pueden pasar los 10 años de medida de seguridad. Si es que el hecho ocurrió estando ellos en prisión, estos 19 años de ahora se deben computar considerando el tiempo que se hallan en reclusión desde la fecha del hecho. Si es que le queda más tiempo por cumplir, cumplidos los 30 años, se debe establecer con precisión, que en ese caso se está computando la pena por el último hecho cometido y no por la sumatoria de los hechos”, explicó.

Poniendo como ejemplo el caso de Carmen Villalba, quien cumplía una condena de 15 años, más 3 años de prisión de seguridad, por el caso de secuestro de María Edith Bordón de De Bernardi, de noviembre de 2001. Tenía otra condena por la toma de rehenes de 2007. Ahora se le suma la condena de 17 años, por la muerte de los policías, hecho ocurrido en 2004, señaló: “Cada hecho tiene su propia pena. Si se hace un juicio unificado de pena, no se puede pasar los 30 años. Si no es el caso, cuando se haga el ajuste de penas, el juez penal de ejecución debe señalar cada pena y ver si es que algunas de estas sumas, pasa los 30 años, y si pasa, ver si es correcta esa aplicación o no. Es un Tribunal el que debe hacer esa sumatoria”, argumentó.

“Lo que queda claro en esta clase de casos, para mí, al menos, es que las medidas de seguridad recién se puede pensar en aplicar una vez que cumpla la pena privativa de libertad. Primero se suman las penas y una vez cumplida la pena, se va empezar a pensar las medidas, se debe hacer una nueva audiencia. Cada tribunal de sentencia final tiene que hacer un cómputo para saber cuánto le corresponde por las sentencias anteriores y por la nueva”, apuntó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD