Jueza ordena que el MADES se haga cargo del buque varado en el río Paraná

La jueza Evelyn Peralta, hizo lugar al amparo constitucional presentado por un ciudadano, ante el peligro inminente de contaminación ambiental que representa el buque motor Yporã II, con matrícula 2905 BT, varado desde hace dos años en el puerto Campichuelo. La jueza intimó al Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES) y a la Prefectura General Naval a realizar las diligencias pertinentes para evitar el daño ambiental que podría ser catastrófico.

El buque con 7.000  litros de aceite vegetal en descomposición se encuentra encallado desde hace dos años en el puerto Campichuelo.
El buque con 7.000 litros de aceite vegetal en descomposición se encuentra encallado desde hace dos años en el puerto Campichuelo.Archivo, ABC Color

La magistrada resolvió a favor de Jorge Damián Sanabria Tevez, un poblador de la zona de Cambyretá, Itapúa, quien presentó un recurso de amparo con el fin de que el MADES tomé intervención para evitar la contaminación de las aguas del río. Esta resolución del juzgado es totalmente independiente a los incidentes que existen entre el propietario de la embarcación, el empresario coreano Kyu You Lee, el arrendatario del puerto, el empresario local Esteban Hrican y el Ministerio Público.

Según detalló la jueza, al tratarse de intereses “difusos” al ser un tema ambiental, cualquier persona puede acogerse al amparo. Este es el caso del buque motor Yporã II, que contiene unos 7.000 litros de aceite contaminado y se encuentra varado en aguas del río Paraná. Un derrame o fuga de este aceite a las aguas del río implicaría una contaminación de graves consecuencias.

Nota relacionada: Fiscalía emplaza a dueño de buque varado en puerto

Si bien los actos ya se estaban realizando, ahora el juzgado intimó al MADES y a la Prefectura Naval a realizar la vigilancia, alije, pericias, elaboración de informes, y otras diligencias pertinentes para evitar que el aceite afecte las aguas. Además, queda en manos de estas instituciones dar autorización a la empresa privada que deberá encargarse de la tarea de desalojar el líquido contaminante del buque. Todos los procesos que se desarrollen en el marco de esta disposición deberán ser costeados por los propietarios de la embarcación.

La jueza dio de plazo tanto al ministerio como a la prefectura 10 días para iniciar las tareas y determinó que las mismas sean terminadas en 30 días hábiles.

Lea más: Barco varado en puerto con toneladas de aceite vegetal en descomposición

El buque motor Yporã II está varado desde hace dos años en el puerto Campichuelo. Hace unos seis meses sufrió daños en su estructura y comenzó a hundirse en la parte de la popa. El barco ya no tiene condiciones para navegar y se encuentra estacionado en este puerto con unos 7.000 litros de aceite contaminado en sus bodegas, a escasos 20 kilómetros aguas arriba de la capital departamental, Encarnación.

De acuerdo a los datos, el barco propiedad de la empresa UABL Paraguay llegó proveniente de Ciudad del Este con la carga de aceite y quedó varado en este puerto administrado por el empresario Esteban Hrican.

La empresa UABL vendió el barco estando en el puerto, a la compañía Merval SA y esta firma negoció con Kyu You Lee, de Asunción, empresario dedicado al desguace y venta de naves en desuso como hierro viejo.

Una situación legal planteada entre el arrendatario del puerto y el dueño del barco derivó en un conflicto que hasta ahora no se resuelve, mientras la nave con su carga de aceite contaminando sigue en el sitio.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD