Permiso para fraccionar el pago del aguinaldo regiría solo para sector privado

El viceministro de Trabajo, Luis Orué, afirmó este jueves que el plan para permitir el pago del aguinaldo en dos fracciones y extender el plazo permitido al 31 de enero de 2021 será solo para trabajadores del sector privado. Se prevé que los funcionarios públicos sí cobren el dinero en su totalidad hasta el 31 de diciembre de 2020. Además, informó que unas 16.000 personas fueron despedidas desde el inicio de la cuarentena, que afectó a 165.000 trabajadores en total, con las suspensiones.

Muchos trabajadores no pueden acceder al subsidio porque sus empleadores nunca les inscribieron en IPS. En tanto, desde la previsional aclaran que el subsidio no se computará en el aguinaldo.
El proyecto para permitir el pago fraccionado del aguinaldo solo regiría para el sector privado. (Foto ilustrativa).Archivo, ABC Color

Orué habló este jueves con ABC sobre el proyecto que busca permitir que los empleadores tengan la posibilidad de hacer el pago del aguinaldo de forma fraccionada: una parte en diciembre de este año y la segunda, hasta el 31 de enero de 2021.

“Lo que nosotros estamos manejando es una alternativa legislativa, una modificación del artículo 243, pero quiero aclarar que aún no es un hecho, es una alternativa nada más que se está estudiando todavía (…) Es como un artículo temporal por lo que se viene dando (...) Esto no es nuevo, ya venimos estudiando esta situación hace dos meses. Es una situación difícil”, explicó.

Lea más: Permitirán el pago del aguinaldo en 2 partes

PUBLICIDAD

Consultado si, de aprobarse, esto también regiría para el sector público, dijo que no. “No afectaría al funcionario público, es una cuestión que se decide en Hacienda, nosotros remitimos un proyecto de artículo solamente para el sector privado”, indicó, afirmando que él, particularmente, está de acuerdo en que la disposición rija para ambos sectores.

El viceministro consideró que la situación es difícil porque, por un lado, el empleador sufrió los embates de la crisis y, por el otro, el empleado -que tiene en cuenta ese dinero generalmente para el pago de deudas- también.

“Por un lado está el empleador al que le está siendo difícil sostener el salario y le va a ser sobrecarga volver a pagar salario de uno en diciembre, más considerando la situación del país, la poca venta, la poca circulación que tiene el país (…) Por el otro lado está el pobre trabajador que está esperando cobrar su aguinaldo seguramente para pagar sus cuentas en diciembre. Es una situación difícil”, dijo.

“Lo que pretendemos hacer es poner como fecha tope no el 31 de diciembre, sino el 31 de enero, entonces darle un poco de respiro al empleador para que en diciembre por lo menos abone una parte y en enero pueda cancelar el aguinaldo del trabajador”, detalló.

PUBLICIDAD

Orué dijo además que existe un proyecto para ayudar a las empresas a pagar salarios, no el aguinaldo, aunque esto es también incipiente. Añadió que muchos tampoco cobrarán el aguinaldo normal porque miles de personas fueron suspendidas y eso no se computa como día laboral pagado.

En relación a la suspensión, dijo que el subsidio de IPS no cuenta como salario y, en consecuencia, tampoco se tiene en cuenta a la hora de pagar el aguinaldo.

“Tenemos 165.000 personas afectadas por la cuarentena. Tenemos datos a nivel nacional de que las renuncias o despidos alcanzan entre 12.000 y 16.000 personas. Muchos no denuncian los despidos porque llegan a acuerdos”, contó. En ese sentido, detalló que en IPS, que es la base de datos más confiable por los aportes, arrojó unos 16.000 despedidos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD