Infectólogo cree que “no es momento” de flexibilizar y Salud insiste en que salimos “con” y no “de” la pandemia

“Si hoy me preguntás si es el momento de levantar la cuarentena, o el lunes, yo te diría: yo hubiese esperado”, consideró el infectólogo Tomás Mateo Balmelli, indicando que estamos en lo alto de la meseta, con muchos casos aún de contagios y a eso se suma la situación de la contaminación por incendios. Por su parte, la Dra. Adriana Amarilla, directora de Promoción de la Salud de la cartera Sanitaria, insistió en que la sugerencia de levantar la cuarentena con fases está sustentada en datos reales y que hay que “tenemos que enfrentarnos y tenemos que aprender a hacerlo con este nuevo modo coronavirus de vivir”.

Asunción con el departamento Central siguen siendo el centro de los casos más recientes del covid-19, dice Salud Pública.
Asunción con el departamento Central siguen siendo el centro de los casos más recientes del covid-19, dice Salud Pública.Archivo, ABC Color

“Me parece que es a destiempo. Justamente ahora se le está sumando al coronavirus la Emergencia Nacional de la contaminación ambiental por los focos de incendio (...). Esto va a empeorar los problemas respiratorios, y esto se suma al coronavirus y va a hacer que se estrese más sistema sanitario”, indicó Mateo Balmelli, que aclaró que es consciente de todo el esfuerzo y renunciamiento -incluido el económico- que se hace, pero sería prudente aguardar al menos una semana a ver como evolucionan los casos vinculados a la polución.

Al respecto, insistió: “Creo que si ya que esperamos 7 meses, podríamos esperar una semana más a ver cómo se va movilizando esta segunda crisis sanitaria”. Hasta consideró contradictorio al actuar del Ministerio, ya que “acá parece que hacemos todo al revés; cuando teníamos pocos infectados fuimos a cuarentena total, y ahora que estamos amesetados en la parte alta (...) -y esto va a durar todavía esto-, cuando haya mayor interacción, habrá mayor posibilidad de infección, mayor número de casos y con un mismo número de camas”.

Balmelli tiene una visión distinta de los propios números que plantea el Ministerio de Salud ya que dijo que sobre todo la ciudadanía tiene que entender que ahora recién que se vuelvan a flexibilizar las restricciones, se verá la dimensión real de la pandemia. “Se tiene que comenzar a dar la flexibilización, pero la gente tiene que tener los datos reales. No pensemos que comenzar a tener flexibilización en las diferentes actividades, eso significa que nosotros hemos superado el brote de coronavirus. Soy un convencido que muy probablemente el 2021 sea un año sanitario mucho más estresante que el 2020”, advirtió.

Lea más: Recomiendan dejar atrás cuarentena por fases y flexibilizar restricciones

El mismo cuestiona sobre todo la que la decisión se tome en base a datos que se saben presentan un alto número de subregistros, ya que recordó que solamente se hacen test de confirmación de COVID a los que no tienen nexo con casos identificados. “Nosotros tenemos que estar preparados desde el punto de vista educativo para saber cómo debemos protegernos y que la transmisión no sea de alta intensidad y que colapse un sistema sanitario”, insistió apelando de vuelta a la ciudadanía, ya que insiste que el sistema de salud, pese a ser ampliado, sigue siendo insuficiente.

Salud insiste en que flexibilización no implica liberación total

“Lo que tratamos de expresar a través de esta temática de este plan es básicamente que: el virus está entre nosotros; nosotros estamos saliendo con pandemia, no de la pandemia y si bien fuimos avanzando en las diferentes fases, existen también situaciones a las que tenemos que enfrentarnos y tenemos que aprender a hacerlo con este nuevo modo coronavirus de vivir”, indicó la directora de Promoción de la Salud, Dra. Adriana Amarilla, una de las diseñadoras de cada fase de la cuarentena desde su inicio.

“Ahora vamos a empezar a reencontrarnos de vuelta, yo creo que ese es el mensaje principal de esta fase, en dónde vamos a tener que aplicar absolutamente todo lo que hemos aprendido y también vamos a desaprender algunas cuestiones”, enfatizó, citando por ejemplo que siguen vigentes las obligaciones de lavado de manos, el cumplimiento del distanciamiento social y el uso de tapabocas.

También dijo que, por ejemplo, sectores ya incorporados al ámbito laboral en fases previas seguirán con su protocolo, como el trabajo en cuadrillas en las industrias y por turnos en las oficinas, pero se amplían algunas posibilidades para incluir a otros sectores, como habilitar los traslados dentro del territorio para fomentar el turismo y también se habilitan los hoteles.

En tal sentido, dijo que la experiencia de los hoteles salud permitió probar que con cero contagios entre empleados de los hoteles, es factible aplicar ese protocolo para personas que quieran pasar un fin de semana en un hotel. También, en el ámbito familiar, si bien las reuniones se pueden ampliar a un entorno más extendido, igual se debe cuidar, por ejemplo, en el caso de tener personas de riesgo.

Defendió, igualmente, la recomendación dada por Salud basándose en los números como -entre otros- la baja mortalidad en nuestro país comparado con la región. “Mirando los datos a nivel país, en general comparándolo otra vez con toda la región, vos te podrás dar cuenta que nosotros estamos en condiciones de avanzar; a lo mejor no al paso necesario como para reactivar toda la economía, pero sí para un pasito chiquito y sobre todo para no retroceder”, sostuvo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD