Opinar se volvió “deporte extremo” en Diputados, ironiza Amarilla

La legisladora Celeste Amarilla posteó en su cuenta oficial de Twitter una imagen de la conocida Mafalda. En el diálogo el conocido personaje hace referencia a que el deporte extremo que realiza consiste en “dar su opinión”, en relación a la sanción que le impuso Diputados al suspenderla por decir que muchas candidaturas fueron financiadas con dinero sucio. El lunes presentará la acción judicial contra su suspensión.

La diputada Celeste Amarilla (PLRA, vestida de color lila) fue suspendida por 60 días sin goce de sueldo.
La diputada Celeste Amarilla (PLRA, vestida de color lila) fue suspendida por 60 días sin goce de sueldo.Pedro González

El pasado miércoles la Cámara Baja resolvió sancionar a su colega del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Celeste Amarilla, luego de que la misma expresara en una alocución que la gran mayoría de los congresistas financiaron su campaña con fondos ilícitos. Esta decisión ha causado muchos cuestionamientos bajo el argumento de que se violaron principios fundamentales así como la libertad de expresión y el fuero que protege a la legisladora.

En ese contexto, en la fecha, la diputada afectada posteó una imagen, del conocido personaje Mafalda, en la que le preguntan si realiza algún deporte extremo y ella responde que sí, porque a veces da su opinión. La parlamentaria interactuó con las personas que comentaron su tuit y aseguró que no se escudó en sus fueros para expresarse con libertad, porque “los fueros son para eso”.

Nota relacionada: ¿Se toman por aludidos? Suspenden a Amarilla por hablar de diputados con dinero sucio

La Cámara de Diputados, también es conocida como la “Cámara de la Vergüenza” debido a que en varias veces se ha blindado para evitar que sus colegas procesados por hechos ilícitos graves y con altas sospechas de corrupción, incluso rechazaron el pedido de desafuero de Éver Noguera para que este no sea procesado con la justicia en la misma causa por la que fue imputado el senador Rodolfo Friedmann.

Lea más: Diputados de ANR protegen a Noguera

Celeste Amarilla, diputada del PLRA, contó en contacto con ABC Cardinal que ella gastó 180.000 dólares en su campaña, pero que los sacó de sus propios recursos, ya que reconoce que es una mujer adinerada. A la par, afirmó que quien no tiene dinero “jamás llegará a ser parlamentario, si no se vende”.

“Se vengaron de mí”

Explicó que sus compañeros de partido le votaron en contra porque no la toleran, “porque en algún momento les dije sus verdades y porque voté en contra de Carlos Portillo con respecto a la pérdida de investidura y se vengaron de mí”, recordó Amarilla.

El lunes se presenta la acción de inconstitucionalidad en contra de su suspensión del parlamento por dar su opinión y decir que la mayoría de los parlamentarios financiaron sus campañas con dinero ilícito.

Manifestó que lo que ocurrió con sus colegas fue que le “pasaron la factura” porque existe mucha intolerancia hacia ella, pues “se sienten atacados”, ya que en varias ocasiones ella “los molesta” con sus expresiones.

Sostuvo que en el Congreso Nacional definitivamente “no está la mejor gente de cada partido”, y esto es debido a que “una campaña cuesta plata”, y solo llegan los que aceptan ser financiados por ciertos adinerados y luego “pagar favores”, sin importar cómo.

“Que el Estado financie”

“Por eso, que el Estado pague la campaña es lo más sano. Que haya un reglamento, tiene que haber un protocolo de lo que podemos y no podemos hacer hasta que aprendamos a hacer campañas políticas. Las campañas se venden, te ofrecen dinero y después tenés que ver que a esas empresas les compre el Estado”, ejemplificó.

Opinó que hay “miles de personas” mejores que ella, pero que no pueden llegar por falta de recursos.

“Yo gracias a Dios tengo los recursos, pero el que no tiene la plata nunca va a ser parlamentario, o se vende o nunca será, y de eso se trata la ley de financiamiento político. Que las campañas estén controladas limitadas y financiadas por el Estado, y como el Estado no tiene plata, que prohíba cartelerías y que hayan debates en su lugar. Que nos lleven a un debate y ahí decida la gente”, propuso, para finalmente señalar que a su entender, en nuestro Congreso “hay una clase política muy baja”.

“Dioses del Olimpo”

Asimismo, la diputada Kattya González, cuando hizo uso de la palabra ante la Cámara Baja, con ironía sostuvo que ya solo va a hablar con sus compañeros solo con buenos calificativos. “Gente hermosa y laboriosa de esta cámara, por las dudas que me quieran suspender, presidente. Desde hoy en adelante, presidente, utilizaré palabras elogiosas, para esta hermosa congregación corporativa y democrática", señaló.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD