Hallan laboratorio para procesamiento de cocaína en pabellón de Tacumbú

Un improvisado laboratorio para el procesamiento de cocaína fue descubierto ayer en la cárcel de Tacumbú. En el sitio, que alberga a unos 12 reclusos, se encontraron cocaína, crack y marihuana, a más de US$ 12.000, G. 176.571.000, y 500 euros.

Un agente de la Policía efectúa el recuento de los billetes, tanto en guaraníes, como en dólares encontrados en una de las celdas.
Un agente de la Policía efectúa el recuento de los billetes, tanto en guaraníes, como en dólares encontrados en una de las celdas.

Poco después de las 02:00, un centenar de uniformados de las diferentes unidades tácticas, al mando de oficiales del departamento Contra el Crimen Organizado y tres fiscales –Marcelo Pecci, Alicia Sapriza y Federico Delfino– irrumpieron en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú. Antes de que los mismos guardiacárceles pudieran reaccionar, los agentes ya habían rodeado el pabellón 5 de Admisión situado casi a la entrada misma del penal, hacia la base de la Agrupación Especializada de la Policía.

Inmediatamente, todos los ocupantes del sector fueron sacados del lugar con lo que tenían puestos y conducidos hasta el patio central. Al mismo tiempo, los investigadores comenzaron a revisar minuciosamente las dependencias de la planta baja y alta del edificio, ante la atenta mirada de los agentes fiscales.

En un sector de la planta baja, donde aparentemente estaban hacinados unos 12 reos, fue detectado el improvisado laboratorio, con todos los elementos necesarios para el procesamiento de la cocaína. En el sitio, estaban guardados 2 kilos con 458 gramos de clorhidrato de cocaína, 3 kilos con 40 gramos de crack, 22 gramos de pasta base de cocaína, a más de 77 gramos de marihuana.

Mientras que en la celda del narcotraficante esteño Jaime Andrés Franco Mendoza (38), ubicado en la planta alta del mismo sector, fueron encontrados los fajos de billetes que totalizaron los US$ 12.000, G. 176.571.000, a más de 500 euros y 10 rand, moneda sudafricana.

De acuerdo con los agentes, Franco es el líder de esta estructura que literalmente convirtió un sector del pabellón 5 de Admisión en un laboratorio para el procesamiento de cocaína. Esto significa que esta facción recibe en el lugar cargas de la pasta base de cocaína, que se trae de Bolivia y luego ellos la cocinan para convertirla en clorhidrato de cocaína, que es el producto final que aparentemente distribuyen en el interior del penal. Sin embargo, teniendo en cuenta el volumen de producción, los investigadores no descartan la posibilidad de que puedan estar surtiendo a vendedores que operan fueran del correccional, lo que les genera millonarias ganancias. Y todo esto a la vista de los guardiacárceles.

Aliado del “clan Rotela”

El narco esteño Jaime Andrés Franco Mendoza, detenido en el 2013 como responsable del un cargamento de 359 kilos de cocaína incautada un año antes en Ciudad del Este y condenado a 18 años de prisión serían el actual patrón en la cárcel de Tacumbú. Supuestamente, el hombre consiguió la adhesión o la alianza de los miembro del “clan Rotela”, que manejan la distribución del crack en las cárceles. A raíz de esta ventajosa situación, Franco Mendoza ahora produce y distribuye cocaína desde su lugar de reclusión, explicaron.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05