Aguardan “ok” para recibir a fieles de la Virgen del Paso de Itapé en diciembre

La segunda mayor festividad, luego de la Virgen de Caacupé, es la tradicional peregrinación y celebración eucarística del santuario de la Virgen del Paso de Itapé, hasta donde concurren “hasta 60 mil feligreses”, según datos policiales que refirió el padre Cirilo Apodaca, rector del Santuario diocesano.

Santuario de la Virgen del Paso a orillas del río Tebicuarymí, en Itapé, departamento del Guairá, Paraguay.
Santuario de la Virgen del Paso a orillas del río Tebicuarymí, en Itapé, departamento del Guairá, Paraguay suele ser muy concurrido en diciembre.Archivo, ABC Color

“Hablamos siempre de la Virgen de Caacupé, pero la Virgen del Paso de Itapé también es venerada y visitada el 16, 17 y 18 de diciembre. Es un evento muy importante de la religiosidad de la gente, la capital espiritual de la zona del Guairá y Caazapá, incluso parte de Paraguarí. Mucha gente viene a la fiesta multitudinaria”.

El sacerdote confirmó que “Vigilancia sanitaria denominó al ambiente ´rojo o peligroso´ para el festejo. Yo como rector estoy preparando y esperando que nos dice últimamente nuestro obispo, como ocurrió en Caacupé, donde fue suspendida la participación multitudinaria de la gente. Mientras preparamos el coro, de hecho las celebraciones litúrgicas vamos a tener, con o sin público, eso es categórico. Vamos a celebrar la misa novenaria”.

En cuanto al predio de la Virgen de Itapé, el cura aseguró: “Nuestro lugar es totalmente diferente de Caacupé, nosotros tenemos 19 hectáreas del santuario que se están limpiando totalmente”. Esta peregrinación es la segunda mayor del país después de Caacupé, que se celebra el 16, 17 y 18. “Tenemos ya una sugerencia de Vigilancia Sanitaria de cómo podemos celebrar si es que vamos a permitir la afluencia del público”, enfatizó.

Asimismo, el rector del santuario remarcó que de hecho no están haciendo ninguna invitación para que venga la gente, pero es imposible decirle que no venga a hacer su peregrinación o caminata junto a la Virgen. “Los fines de semana tenemos la afluencia importante al oratorio de la Virgen que esta sobre el río, y además, con el calor la gente busca lugares más propicios para pasar el domingo de tarde”, dijo.

También confirmó el eclesiástico que “en caso de que celebremos, Vigilancia Sanitaria ya nos dio la hoja de ruta, no son nada imposibles de cumplir los cuatro principios universales: tener tapabocas, tener alcohol en gel o spray, toallitas de limpieza, y mantener la distancia que son una forma covid de andar en todos lados”.

Agregó también que están encaminados, “y la decisión está en manos de nuestro obispo, quien va a decir ‘sigan adelante, vamos a celebrar en modo covid’ o, ‘vamos a hacer igual que Caacupé'. Yo pienso que esta semana se va a decidir, no se puede postergar porque tenemos que hacer algunos ajustes. Tenemos que preparar camineros, dividir el predio, ajustar el santuario para que sea formal, preparar servidores que guíen para entrar y salir disciplinadamente. Enseñarle a la gente la entrada, todo lo que hace a la logística para que se pueda implementar el modo covid. Nosotros estamos en la preparación previa”, insistió.

El santuario está en un gran predio

Lo que tiene a su favor el santuario de la Virgen de Itapé es que cuenta con un terreno bastante extenso donde sí se puede implementar el protocolo de distanciamiento social y el control de la multitud, según los que conocen el lugar.

“Muchísima gente suele visitar –el santuario–, nunca tuvimos estadísticas pero según cálculos policiales entre 50 a 60 mil personas es la cantidad de gente que visita el oratorio. Pero este año yo creo que vendrán menos personas, está prohibido que asistan menores y mayores de 60 años, por ley. Creo que muchas personas no van a venir, pero probablemente habrá entusiastas que vendrán caminando. No va a ser la afluencia masiva de otros años, eso es categórico”, adelantó.

Según la costumbre, “la gente del interior ya viene el día antes de la celebración a dormir en el predio bajo los árboles, uno al lado del otro, lo que tenemos que evitar porque no es el modo covid de vivir”, reflexionó finalmente el sacerdote.

Lea más: No descartan fase 0 para Caacupé y nuevamente instan a no peregrinar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD