Sospechoso de feminicidio dice que su mujer tal vez murió de coronavirus

Un niño de apenas 11 años despertó ayer de mañana y halló muerta a su madre, en la precaria vivienda que habitan en un asentamiento de Luque. El mismo menor de edad dijo que la noche antes vio a su padre agarrar del cuello a su madre y, como la víctima efectivamente presenta escoriaciones, se presume que murió estrangulada. El concubino, quien fue apresado en su trabajo, sostiene que pudo haber sido una muerte causada por coronavirus, ya que la mujer había presentado síntomas.

Eva Villasanti Armoa, fallecida ayer en Luque.
Eva Villasanti Armoa, fallecida ayer en Luque.

LUQUE (Gladys Villalba, corresponsal). La fallecida es Eva Villasanti Armoa, de 29 años de edad, madre de tres hijos, y el presunto autor es Jorge Manuel Domínguez Orquiola, de 36 años, padre de dos de las criaturas.

El fiscal Silvio Alegre intervino en el caso ocurrido ayer en el asentamiento Triunfo de la compañía Itapuamí de esta ciudad.

El agente del Ministerio Público agregó que se encuentran ante un presunto hecho de feminicidio.

Señaló que la mujer presenta escoriaciones en el cuello, no así heridas que pudieron ser causadas por un arma blanca o de fuego. El cuerpo estaba tendido en su dormitorio, en la cama, boca abajo.

El interviniente dijo que el médico forense dispuso el traslado del cuerpo hasta la morgue judicial para una autopsia que ayudará a determinar la causa exacta de muerte, cuyo informe ya podría darse en el transcurso del día de hoy.

El sospechoso fue apresado en su lugar de trabajo, una estación de servicios.

El principal testigo es un niño de 11 años, hijo de la pareja, quien dijo que escuchó gritos de su madre la noche antes, mientras discutía con su padre. La criatura manifestó que sus padres se peleaban constantemente.

El propio niño avisó a sus vecinos que halló muerta a su madre.

Fuentes policiales indicaron que el sospechoso alega que su mujer pudo haber muerto por coronavirus, ya que en los últimos días presentaba los primeros síntomas.

También dijo que la noche antes incluso tuvo que ir a comprarle medicamentos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD