El sector lechero solicita al Estado freno al contrabando

La Cámara de productores de lácteos lanzó la campaña “Ñande Kamby” con el fin de promover el consumo de esos alimentos nacionales, amenazados ante el crecimiento de la importación ilegal, sobre todo desde Argentina. Pide al Gobierno de Mario Abdo acciones concretas que protejan a la industria local.

Gustavo Volpe, Bernie Friesen y Erno Becker, en la conferencia de prensa realizada ayer en la UIP.
Gustavo Volpe, Bernie Friesen y Erno Becker, en la conferencia de prensa realizada ayer en la UIP.Archivo, ABC Color

En conmemoración de su 29º aniversario de existencia, la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac) lanzó la campaña “Ñande kamby”, con el objetivo de promover el consumo de la producción nacional de leche y derivados, sobre todo ante el ingreso de alimentos similares pero de contrabando. El anuncio se realizó ayer, en la sede de la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

El presidente de Capainlac, Erno Becker, pidió mayor colaboración del Gobierno para proteger la industria local, que tanto esfuerzo realiza desde el acopio en el tambo y la industrialización para que los alimentos lleguen a las heladeras de miles de hogares. “Tenemos que dar una cobertura al sector productivo”, exclamó.

Reconoció por un lado que existe una cuestión social, pues con la diferencia cambiaria con el peso argentino, traer productos de ese país se convierte en una alternativa de ingresos para alguna gente en medio de la crisis económica. Pero recordó que la industria local emplea a miles de personas y sobre todo, opera de manera legal y cumple con el pago de tributos, necesarios para que funcione el Estado.

“Tenemos el desarrollo sustentable donde más de 28.000 personas adheridas a este trabajo están produciendo alrededor de 2,5 millones de litros de leche por día, que podríamos traducir en un volumen de US$ 700 millones, economía interesante para el quehacer nacional”, dijo.

Por su parte, la representante de la Asociación de Productores de Leche (Aprole), María Inés Berkemeyer, indicó que pese a las dificultades, como la sequía, el sector siguió produciendo. La dificultad climática se ha agudizado en comparación a años anteriores y a ello se sumó este año la crisis derivada a causa de los contagios con covid-19.

El gerente de Lactolanda, Bernie Friesen, refirió que es grande el esfuerzo que realizan los productores ante las adversidades. “El sector lácteo está detrás de muchos productores y creo que es importante tomar en cuenta a ellos. En representación de nuestra cooperativa, realmente les necesitamos y les debemos agradecer por el esfuerzo que hacen a diario”, manifestó.

El presidente de la UIP, Gustavo Volpe, manifestó que al hablarse de leche cabe resaltar que es una producción 100% nacional, con la extracción del producto en los tambos, su procesamiento y la logística que implica para que llegue a los hogares, lo cual es motivo de orgullo para todo el gremio, indicó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD