Salud Pública sin disponibilidad de camas en Central y capital

Julio Borba, viceministro de Atención Integral de la Salud, habló de la congestión en los servicios sanitarios del sector público, sin camas prácticamente en Central y capital. Describió las posibles causas y adelantó que esperan vacunar contra la covid-19 a un poco más de dos millones de personas en nuestro país en el primer trimestre del próximo año.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/6GBVEAZR7JCQPIJLKJC4QLT5LU.jpg
EFE

Con mucha esperanza el viceministro Borba dijo que “entre enero y marzo nuestro país contará con las dosis de vacunas contra la covid y esperan vacunar al 30% de la población, unas dos millones de personas”.

También expresó que dentro del sistema público, los hospitales de referencia -el Hospital Nacional y el Ineram- actualmente no cuentan con disponibilidad de camas. Si hay son una o dos camas nada más, que son para pacientes que pueden descompensarse y que están hospitalizados dentro de esos centros asistenciales actualmente.

“Ayer cerramos con 24 pacientes dentro del convenio con el sector privado, es un record prácticamente; hoy tuvimos dos altas de esos 24, y quedan 22 pacientes de las 70 camas disponibles dentro del convenio con el sector privado”, describió.

Lea más: Alertan por aumento de casos de covid-19 en Central

El médico refirió que al inicio de esta pandemia se contaba con 304 camas de terapia intensiva en todo el sistema público. “Y la semana pasada cerramos con 619 camas de terapia intensiva en todo el sistema de salud, ampliamos un poco más de 300 camas de las cuales 149 están ocupadas por pacientes covid. Pero hay que tener en cuenta que las otras camas están ocupadas por patologías polivalentes. Todo el sistema en Central y capital está un poco más congestionado”, admitió el profesional.

“Llegamos en el peor momento a 186 pacientes en terapia intensiva en todo el sistema de los que hoy tenemos 149. Es un poco menos pero estamos un poco más apretados porque hay lugares como Alto Paraná que tiene solo 50% de ocupación de camas. Ahí si tenemos disponibilidad, así como en otros lugares del interior, no así en Central y capital donde ya tenemos prácticamente 90 a 95% de ocupación”, subrayó preocupado.

Adelantó que mañana se inauguran camas en Paraguarí. En cuanto al sector privado, las 70 camas son exclusivamente para pacientes con coronavirus, donde de ser necesario hay disponibilidad. “También tenemos un llamado abierto con un sanatorio para derivar otras patologías cuando no tenemos disponibilidad”, comentó.

La vacunación

En cuanto a la vacunación en el Reino Unido, dijo que es una ventaja que observan los médicos paraguayos. “Vamos a ver primero como funciona la vacunación, ojalá que lo antes posible tengamos aquí”, expresó.

Amplió que tiene la mayor esperanza, “son siete las vacunas que se autorizaron para el uso de emergencia. Son casi 34 en fase 1, 17 en fase 2, 11 están en fase 3, y 7 son para el uso de emergencia. Ellas están demostrando su efectividad entre un 70 a 95% en algunos casos”, amplió.

Lea también: Tres vacunas contra el COVID, con alta eficacia

En cuanto a las dificultades de la logística apuntó que algunas vacunas tienen que “congelarse a temperaturas muy bajas, menos de 80 grados centígrados aproximadamente, y se puede usar hasta 6 horas después de abrir, pero estamos viendo expectantes la mejor opción. Y esa es la que vamos a adquirir para el país”, aseguró.

Opinó que “la mayoría de las vacunas superan el 80% de efectividad y al superar ese porcentaje es una vacuna apta”. Hoy en Rusia aplican la Sputnik, en el Reino Unido la de Pfizer y BioNTech.

La inmunización para nuestro país

El galeno detalló que nosotros estamos dentro del mecanismo COVAX. “Con varios países, hicimos un pago inicial, aquellas vacunas que cumplan con todos los requisitos, con todos los estándares necesarios vamos a adquirir. Pensamos que a más tardar el primer trimestre del año que viene, si Dios permite, queremos llegar al 30% para pacientes vulnerables y personal de blanco”, subrayó.

Se inmunizará a un poco más de 2 millones de personas, los pacientes vulnerables son los adultos mayores, con patologías como hipertensión, diabetes, asma, enfermedades obstructivas crónicas. Podría alcanzar a policías y militares, conforme enunció.

Balance epidemiológico

El doctor Borba dijo que hasta fines de octubre llevábamos ocho semanas de una meseta frágil, de entre 5.000 y 5.500 casos, en las dos primeras semanas de noviembre tuvimos una disminución de casos positivos por primera vez, y la cantidad de pacientes internados en terapia y en sala.

A partir de la segunda quincena de noviembre otra vez tuvimos un repunte importante llegando a una situación similar a los primeros niveles de la meseta. “El sábado pasado tuvimos record, más 6 mil casos positivos en total. Lo máximo que habíamos llegado era a 5.500 pacientes”, reconoció.

Su análisis

“Hay muchas cosas que considerar en este incremento de las cifras de enfermos. “Es una mezcla de varios factores, como que se terminó perdiendo el miedo a la enfermedad, en junio llegamos a 30 días sin tener un solo muerto por covid, y me acuerdo que hubo un caso más de mortalidad a mediados de junio y el país paró. La gente tomó conciencia y se asustó ante esta situación. Hoy la gente con 19 a 20 muertos diarios toma como casi normal, lastimosamente. Los lugares llamémosle shopping, supermercados cumplen estrictamente los protocolos de distanciamiento, uso de tapabocas, lavado de manos son lugares donde no tuvimos contagios”, reconoció.

“Pero la gente se junta con gente fuera de su núcleo con las que no se ve constantemente, juega en la canchita, la actividad informal es donde tenemos inconvenientes”, culminó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD